domingo, 23 de septiembre de 2007

¿Qué tanto había en los archivos que se llevó el ex presidente?

unafuente.com

El gobierno que encabeza Felipe Calderón no tiene en su poder un registro de los documentos que se llevó el ex presidente Vicente Fox al término de su mandato, sobre su administración, y tampoco de los archivos que conservó por considerarlos personales, dice hoy domingo EL UNIVERSAL. El Archivo General de la Nacion, que tiene un área para Archivos Presidenciales, no cuenta con ninguna documental de la gestión del ex jefe del Ejecutivo federal. Juan Pablo Guerrero Amparán, comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), aseguró: “La distinción entre documentos gubernamentales y los que el ex mandatario Vicente Fox pudo asumir como personales debieron estar perfectamente bien organizados y regulados en Presidencia, pero tal parece que no ocurrió”, cita EL UNIVERSAL. Comentó que por esta razón no sólo el ex mandatario podría ser sancionado, sino también los encargados de custodiar los archivos presidenciales. Tras señalar que este personal dará una explicación al respecto, aceptó que por parte del IFAI no se presentó ninguna denuncia, y desconoce si la Secretaría de la Función Pública ya inició algún procedimiento administrativo en contra de Fox.

BEATRIZ PAREDES: SE LE EXIGIRÁ AL PRESIDENTE
CALDERÓN TRANSPARENCIA, Y QUE SE APLIQUE LA LEY

MILENIO dice este domingo que en el respaldo a las reformas fiscal y electoral no hay compromisos con el PAN ni con el presidente Felipe Calderón, sino uno real con México desde una oposición constructiva en los temas que le son útiles al país, como lo es la exigencia de seguridad que es el tema pendiente del gobierno, señaló Beatriz Paredes. La presidenta del PRI dijo en gira por Sinaloa que por el supuesto enriquecimiento de Vicente Fox le exigirán al presidente Felipe Calderón transparencia y que aplique la ley porque le corresponde actuar a la contraloría.


RATIFICA EL PAN SU CONFIANZA CIEGA
PROCESO informa que después de ratificar que “confía en la honorabilidad” de Vicente Fox, a quien califica de promotor de la transparencia, la dirigencia de Acción Nacional (PAN) retó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a informar públicamente el patrimonio de los expresidentes de la República y exgobernadores “conocidos por sus grandes fortunas”. En un comunicado difundido al mediodía de este viernes, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN insistió en que Fox fue el primer presidente de México en dar a conocer públicamente su declaración patrimonial y censuró que las acusaciones de enriquecimiento se sustenten en el reportaje de la revista QUIÉN. “Las acusaciones, basadas en un reportaje, tienen como único propósito generar confusión y ocultar temas mucho más importantes, como las pruebas de los comportamientos impropios de algunos gobernadores y exgobernadores del PRI que son dignos de investigarse y eventualmente sancionarse”, subraya el comunicado que cita PROCESO.

NO HAY VOLUNTAD PARA CASTIGAR A FOX: JESUS ORTEGA
Jesús Ortega Martínez, aspirante a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, dijo que no confía en que la investigación al ex presidente Vicente Fox por enriquecimiento inexplicable termine con alguna sanción para el panista.

El también dirigente de la corriente Nueva Izquierda señaló que “no se ve voluntad, ya que la negativa de los legisladores a integrar una comisión que investigue el caso Fox nos indica que buscan cubrir todas las irregularidades, porque simplemente en la Procuraduría General de la República hay muchas denuncias y se han abierto muy pocas averiguaciones”, dijo.

“Los presidentes en funciones y los ex presidentes deberían ser sujetos de responsabilidad, pero es algo que no quieren permitir”, dijo durante una conferencia realizada en el contexto de una gira que efectúa por el centro del país para convencer a los legisladores locales de votar en favor la reforma electoral y promoverse rumbo a la dirigencia nacional del partido del sol azteca.

Sobre la gestión del gobernador de Aguascalientes, el panista Luis Reynoso Femat, aseguró que “se hacen negocios privados con la hacienda pública, y eso es muy escandaloso; sería bueno que se investigue cómo se han gastado los recursos de obra pública, tanto en el municipio de la capital como en el estado”.

Los hijos de Marta en fraude a PEMEX

Acusan a PGR de ocultar querellas contra los Fox y Bribiesca Sahagún

Elementos suficientes contra hijos de la esposa del ex presidente por fraude en contratos con Pemex

Roberto Garduño
La Jornada

La Procuraduría General de la República (PGR) se niega a entregar información a la Cámara de Diputados acerca de todas las denuncias penales existentes contra las familias Fox Quesada y Bribiesca Sahagún, denunció el presidente de la comisión especial encargada de investigar las actividades de la empresa Construcciones Prácticas, propiedad de los hijos de Marta Sahagún Jiménez, esposa del ex presidente.

Elías Cárdenas, diputado federal y encargado de coordinar las pesquisas, dijo haber recurrido al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) para que “el señor procurador, Eduardo Medina Mora, ya atienda nuestras demandas y clarifique el contenido de las denuncias”.

En entrevista con este diario, el legislador explicó que Jorge Alberto y Manuel Bribiesca Sahagún se beneficiaron con un monto de 6 mil millones de pesos, derivado de los fraudes detectados en los contratos obtenidos por Oceanografía –de la cual son dueños– con Pemex.

Frente a la percepción generalizada en la sociedad respecto al sorprendente enriquecimiento de la familia del ex mandatario, el diputado por Convergencia afirma su convencimiento de que es necesario emprender una investigación a fondo.

“De acuerdo con Honorato de Balzac, en su Comedia Humana, donde dice que detrás de una gran fortuna hay un gran crimen, aquí existen percepciones evidentes de corrupción, tráfico de influencias y desvío de dinero para llegar a un enriquecimiento ilícito de las familias Fox y Sahagún. Esto obviamente lastima mucho a la sociedad, porque Vicente Fox se encargó de aumentar el número de pobres que ahora observan su grosera riqueza”.

–Sólo los beneficios obtenidos por los Bribiesca Sahagún mediante la empresa Kilate alcanzaron más de mil 500 millones de pesos –se le recordó.

–Ya lo hemos dicho, y estamos llegando a nuevas conclusiones respecto a que los bienes con valor en libros de mil 60 millones de pesos fueron adquiridos por ellos –en subasta– en 8 millones de pesos; pero hemos llegado a otra conclusión: a los 43 días, parte de esos bienes la estaban vendiendo en más de 60 millones.

“Ante esta situación, queremos que las autoridades responsables aclaren por qué en sus informes todavía no se atreven a darnos todos los datos que les hemos requerido para tener un panorama completo de cuáles fueron los criterios y procedimientos y sobre qué avalúos redujeron los precios de los bienes a cantidades tan irrisorias, como son las que aparecen ahora. Próximamente tendremos una reunión con el secretario de la Función Pública (Germán Martínez), porque existen muchos elementos contra los hermanos Bribiesca Sahagún, derivados de fraudes por 6 mil millones de pesos en lo relativo a los contratos obtenidos con Pemex. Hubo un enorme fraude al patrimonio nacional”.

En las próximas semanas se tendrá listo un dictamen en la comisión legislativa, donde se determine el grado de afectación al erario, dijo el diputado Cárdenas. “No sólo hay que pensar en que se deje una constancia histórica y que Marta Sahagún y sus hijos pasen a formar parte del anecdotario nacional de la corrupción, tenemos la intención de ir más a fondo. Si en el curso de las investigaciones detectamos un delito, presentaríamos la denuncia penal”.

–¿Qué esperan del gobierno federal?

–Siento que esto es casi una obligación del gobierno de Felipe Calderón, porque de no ser así se le vería como un solapador de estas graves irregularidades en que incurrieron las familias Fox y Sahagún. Sólo así este gobierno podría tener legitimidad, credibilidad y confianza.

–Hasta ahora no han obtenido respuesta de la PGR, de acuerdo con las solicitudes que le han hecho llegar.

–Hemos tenido respuestas muy positivas de la Secretaría de la Función Pública. La que se ha negado a darnos información acerca de todas las denuncias que existen en contra de las familias Fox y Sahagún es la PGR, no obstante que el IFAI ya desclasificó alguna información que la procuraduría mantenía reservada.


Que se investigue, pero también a los ex mandatarios priístas, advierte Creel
Martín Diego Rodríguez
La Jornada


Si se busca investigar el patrimonio del ex presidente Vicente Fox luego de que terminó su gobierno, se debe hacer lo mismo con los ex mandatarios que pertenecen al PRI, advirtió hoy Santiago Creel Miranda, presidente de la mesa directiva del Senado.

“(Los panistas) no estamos de acuerdo en que sólo se indague en un caso; si vamos a abrir esto (una comisión investigadora para esclarecer el presunto enriquecimiento ilícito del ex mandatario), yo digo que lo hagamos para todos los ex presidentes”, dijo.

El secretario de Gobernación en el primer tramo del sexenio de Fox sostuvo en León un encuentro privado con empresarios del estado para hablar de las bondades de las reformas constitucionales y pedir apoyo para el gobierno de Felipe Calderón en las nuevas disposiciones fiscales.

Al término del encuentro fue abordado para saber si aceptaría abrir una comisión que investigue a Fox. “Creo que la transparencia siempre es algo bueno y se lleva con la democracia, lo que parece ilógico es que nada más se haga en un caso específico, con ánimo de producir un desgaste o qué se yo, un golpe de carácter político”. Retó a que “si alguien tiene pruebas y las puede documentar y avalar, que las presente ante las autoridades competentes”, y que éstas hagan su parte.

Al término de la reunión privada, Ismael Plascencia Núñez, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales, manifestó que no fue un encuentro terso, porque hay diferentes puntos de vista: “nosotros tenemos que ver por el sostenimiento de la economía del país; ellos (los políticos) sólo ven por sus proyectos personales”.



Ninguna denuncia formal: SFP

Gabriel León Zaragoza
La Jornada

Ante las inconformidades de diversos sectores por la “inexplicable riqueza” que ha ostentado el matrimonio Fox Sahagún luego de su paso por Los Pinos, la Secretaría de la Función Pública (SFP) puntualizó que no ha recibido ninguna denuncia para que se indaguen los bienes de la ex pareja presidencial.

Funcionarios de la dependencia precisaron que ningún legislador ha presentado denuncia formal contra el ex mandatario, y que en caso de que así ocurra, la secretaría evaluaría abrir alguna indagación.

Fox, como el jibarito

Federico Berrueto
Milenio


Vicente Fox, loco de contento con su cargamento no se advierte en falta. De acuerdo con la información de Reforma, se llevó a casa documentos oficiales, no le dio ni para las copias, se llevó los originales porque no sabe distinguir entre lo propio y lo ajeno; por eso se asume inocente. Hace gala de riqueza injustificada, según Lino Korrodi. El cinismo no conoce límites con Fox, pretende hacer de ello virtud, explicación y blindaje.

El problema no es Fox sino la impunidad que prevalece en el país. La alternancia en la Presidencia y el arribo al poder del partido más demandante de una nueva ética en el gobierno, no ha servido siquiera para atenuar la desbordada corrupción que caracteriza a la vida pública con PRI o sin PRI, lo que se constata en la cotidianidad de las personas.

La burla de Fox es para todos, especialmente para el gobierno de Calderón, al que exhibe complaciente ante un legado de corrupción. Aquí se dijo hace tiempo que Germán Martínez, uno de los mejores políticos de la nueva camada, contrario al grupo de Fox, nada tenía que hacer en la Secretaría de la Función Pública, por su cercanía con el Presidente; la acción o la omisión de la dependencia serían de Los Pinos. En este caso, hay para pensar que se ha decidido dejar transcurrir el tiempo y apostar a la desmemoria. Otros remiten la explicación a la prudencia del Presidente. El problema para Martínez es que el señor Fox, por los extremos de frivolidad y ligereza, no se deja ayudar en tal comprometedora tarea.

Las merecidas palabras de recriminación del presidente Calderón del viernes, por la mediocridad de las élites, implican que el gobierno abandone la complacencia frente al estado de cosas. ¿Qué hará Calderón? Indagar en el pasado es incómodo. Sin embargo, no es opción, sino obligación legal. No actuar frente a las recurrentes evidencias de venalidad en la gestión de su antecesor, no sólo lo debilita, sino que abre la sospecha de desorden propio y connivencia, por decir lo menos.

Fox ha sometido a Calderón a un difícil y complicado dilema. Abrir el frente interno al momento de elegir dirección nacional del PAN, es un inconveniente. Además, el perfil de las elecciones locales anticipa que el Presidente tendrá que enfrentar para la segunda parte de su gobierno, una Cámara en la que el PRI será primera fuerza, con un PAN venido a menos (quizás con el triunfo en elecciones concurrentes de gobernador) y con López Obrador con estrella ascendente.

Fox es peor que tonto o imprudente. Insiste en una aventura internacional que implica formas de intervencionismo que el país históricamente ha repudiado. Frente a los hechos que indican enriquecimiento desmedido, recurre a las palabras y los dichos. No son los críticos, son sus palabras y las evidencias expuestas por él mismo, las que lo condenan. Todo un desafío a la presunción de inocencia. Ahora tiene que dar explicaciones por escrito a sus financiadores de que no desvía el dinero de donativos.

Si para Fox defender su causa precisa de la escisión del PAN, no dudaría. En su partido hay fisuras de origen, particularmente por la corriente ultra y la sinarquista, que han sido un implante incómodo en un partido predominantemente avenido al laicismo propio de Manuel Gómez Morín. El centrismo de Calderón les viene mal; no faltará quien considere las palabras del viernes un ultraje. Un partido a la baja produce recriminación al Presidente, por ello Manuel Espino traslada al equipo de Los Pinos la explicación de los resultados adversos.

A Calderón corresponde frenar a Fox. No se trata de un manotazo, simplemente de aplicar la ley y que las indagatorias sobre la corrupción cobren curso legal. Fox no sabe de responsabilidades presidenciales porque en su turno todo lo asociaba a la tradición autoritaria. Para él, la democracia requería una Presidencia desentendida, desordenada y sumisa hacia los factores de poder. Los límites y la responsabilidad no son lo suyo. Por tal razón, simplemente no entiende ni puede entender a su sucesor.

El Congreso, a iniciativa del PRI, resuelve investigar las cuentas del señor de los cuentos. El PRD en lo suyo, secunda y el PAN —dividido— le defiende, perdiendo elecciones y en medio del fuego cruzado. En la investigación del pasado, va de por medio la credibilidad de la autoridad. Hay mucha tela donde cortar: las aduanas, el aeropuerto del DF, la enciclomedia, la Lotería Nacional, ISOSA, la biblioteca Vasconcelos, Pemex, etcétera, etcétera, etcétera. Por lo pronto los mexicanos a comer chicharrón y el señor Fox de jibarito.

Trascendió
Milenio

Que vaya sorpresa la que se ha registrado en los chats y foros de internet de los panistas, en los que se ha comenzado a criticar severamente a Vicente Fox, luego de que apareciera haciendo ostentación de riqueza en la revista Quién.

Pero las críticas a Fox son nada en comparación con las que se hacen a su esposa Marta Sahagún.

Que el show internacional de Vicente Fox tendrá una escala de “ensueño” en Houston, Texas.

El lunes 15 de octubre, el ex presidente dará una conferencia titulada “La vida, fe y sueños de un presidente mexicano”, promovida por el World Affairs Council of Houston, dentro del ciclo “La revolución de la esperanza”.

No se informa si el fondo musical correrá por cuenta de Los Violines de Villafontana, ni si habrá beso a Marta Sahagún. Los precios para escuchar a Fox esa tarde oscilarán entre los dos y los 50 dólares.

Fox, el fracaso moral del panismo en la (primera) presidencia

Rafael Cardona
La Crónica de Hoy

Hoy se escucha el silbido de los brocados y tafetanes rasgados; de los linos ¿hechos jirones?, de las sedas en silbido; el algodón se hace tiras, la franela se aja. Todos se rompen el vestido, se jalan las botonaduras; se deshacen los encajes.
¡Dios mío!, ¿pero cómo es posible?, si por ese sendero esperábamos encontrar el arco iris de la democracia, si Vicente Fox nos iba a sacar de los pantanos fétidos del priismo corrupto, y ahora lo vemos metido hasta el alto cuello en el mismo cenagal de toda la vida, ¡cómo nos hizo esto si lo llevamos jubilosos a la presidencia nacional! ¿Cómo?, si nos iba a redimir de un siglo perdido, si nos iba a iluminar con su ejemplo y su cultura, si de él esperábamos nada más que dignidad y buen modo, y hoy ha tirado nuestro sueño todo en la charca de su lago abajeño. Ahora San Francisco del Rincón vuelve a ser como en los tiempos de “Las Poquianchis”, mínimo escenario de pecado, pues también lo son su codicia y avaricia.
Pero esto no tiene nada de nuevo y hubo quienes a tiempo lo advertimos y durante todo un sexenio nadie escuchó nuestras palabras ni leyó nuestros textos, pero se deben decir las cosas otra vez, con simpleza, como si nada: el arribo de Vicente Fox a la presidencia fue producto de muchas irregularidades y muchos delitos electorales; los “Amigos de Fox” metieron dinero negro en una campaña cubierta con la piel de la oveja y de ahí pa’l real, como dicen los rancheros. Pero ahora ellos mismos se espantan de las consecuencias.
—¿Cuánto dinero manejaron los amigos de Fox, de dónde venía y bajo cuáles promesas
de futuro rendimiento? Se lo pregunto a Lino Korrodi, promotor de esa campaña. No me contesta, me remite a su libro y en su obra la vaguedad se enseñorea en el método de romper con toda sintaxis comprensible. Pero hay unas líneas importantes sobre las cuales se montó la tolerante argumentación de todo aquel tiempo:
“¿Acaso no hay asuntos de mayor trascendencia que merecen toda la atención de los medios… por qué los medios nunca pusieron en tela de juicio el respaldo económico de campañas que se pagaban con recursos de las arcas públicas…?”.
Y bajo esa amplia sombrilla, de la “corrupción comparada”, todo se permitió, todo se hizo con la protección del disimulo pues la cruzada no podía detenerse: sacar al PRI de Los Pinos con el auxilio de Ernesto Zedillo quien todo lo allanó, todo lo favoreció; justificaba no importa cual procedimiento, era mandato divino. La vista gorda se adueñó de todos los ojos. No se sabe siquiera si el oro se usó todo para la campaña o parte de él se extravió en el camino.
Mas no se iba a detener la nación en minucias de divisas sucias o foráneas; no podían las irrelevancias legales frenar la llegada de la democracia, de la alternancia, ni mucho menos impedirle a la derecha el sueño largamente acariciado desde el fusilamiento de Maximiliano: llegar a la presidencia de manera abierta y jubilosa.
Pero el boato insultante se enseñoreó desde el primer día. Desde la tamalada con menesterosos y la violación del artículo 87 de la Constitución en la toma de protesta, hasta la fiesta de Televisa en el Castillo de Chapultepec con Sir Elton John cantándole a nuestra “Lady M” con todo el almíbar y sentimentalismo de su cursilería infinita
—Martita, candle in the wind—, hasta la construcción de las “cabañitas” en la vieja Hormiga.
¿Y los sainetes de los hijos y los otros hijos y el matrimonio y la organza y la crinolina y la triangulación del dinero con la Lotería Nacional,
la Coca-Cola en Nueva York, y la entrega de la Secretaría de Energía al grupo Monterrey, y
la extrañísima condonación fiscal y venta del Excélsior al jefe de Cristina Fox, y las nunca claras cuentas sobre los excedentes petroleros, y el manejo de las aduanas y los negocios de las Construcciones Prácticas y las indagaciones de los diputados, y la biblioteca, y el aeropuerto, y el Centro de Estudios, y la Enciclomedia, y… todo un sexenio de grotesca ineptitud para cuyo análisis no alcanzarían estas páginas ni las de diez años más?
Hoy nos venimos a dar cuenta —como si el payo ranchito fuera para tanto—, con la tardanza de una raza dócil y sumisa, y entonces la patria o parte de ella exige una comisión del Congreso para investigar tal opulencia mientras desde las páginas de su insolente ostentación el mismo Vicente Fox manda a todos a comer chicharrón y nos deja con la pregunta en la boca: ¿habrá tanto puerco frito para tantos millones?
Pero, ¿no conocerá el cínico abajeño las desgracias del ostracismo ni los rigores de
la muerte civil? Mucho menos el peso de la justicia y ni siquiera por las tapas el Código Penal o la Ley de Responsabilidades.
Poner a Fox en la picota sería reconocer públicamente la derrota moral e histórica de la derecha y de pasadita darle más armas a
la izquierda de todos tan temida. Implicaría descalificar toda una tradición de lucha “cívica” de los panistas (del civismo al cinismo hay poco trecho) en pos de un poder restaurador de la dignidad nacional frente a la “familia revolucionaria” y nos llevaría a admitir lo ya sabido: la corrupción no es una condición sino una aspiración y sobre todo, una oportunidad.
—“Pónganme donde hay”—, decía la frase de antaño.
Y cuando al PAN lo pusieron donde hay, las consecuencias quedaron a la vista. El partido se hizo el disimulado cuando operaba el amorfo e indefinible grupo de los “Amigos de Fox” y no dudó en mezclar los “negros” capitales con sus prerrogativas y diluir las responsabilidades en un enredo por el cual hoy Lino Korrodi —colgado de la brocha—, se siente como el Conde de Montecristo, sediento de venganza.
Las patas de ese trípode fueron: “Amigos de Fox”, “Vamos México” y el Partido Acción Nacional. Y en el centro, Vicente el impetuoso como distribuidor de poderes y otorgante de concesiones múltiples. Todo lo demás es una consecuencia, una lamentable consecuencia sexenal.
Hoy se pide investigarlo desde el Congreso, pero nada de eso se hará, ni siquiera con la amenaza de intercambiar esa pesquisa por
la aprobación del presupuesto.
Fox ha logrado, con el auxilio de Manuel Espino, un cargo internacional cuya primera utilidad —y quizá la única—, sea brindarle protección. La co-presidencia de la Internacional Demócrata de Centro, nombre nuevo de la Internacional Demócrata Cristiana, le permitió, en 24 horas, lo nunca alcanzado desde Los Pinos: una representatividad suficiente para llegar ante el Sumo Pontífice acompañado de Marta. Por fin la dulce mirada de un Papa se posó sobre la pareja co-presidencial.
—¿Hasta dónde has llegado “Martaevita”, hasta adónde?
Si el Papa Benedicto XVI —tan ocupado como para no recibir a Condoleezza Rice—, se ha tomado tiempo para acariciar tu mano ya nada debe preocuparte, ya no prevalecerán contra ti ni contra tu esposo las puertas del infierno.

Fox, más dañino para el PAN que López Obrador para el PRD

A. Olivier Pavón
La Crónica de Hoy


Los escándalos de corrupción que han salpicado al ex presidente Vicente Fox, han afectado a la imagen del PAN, afirmó Pablo Javier Becerra Chávez, académico de la UAM y experto en temas electorales y partidos políticos.
Destacó que, en estos momentos, Fox ha sido más dañino para el Partido Acción Nacional(PAN) que Andrés Manuel López Obrador para el PRD.
“Los panistas nunca tuvieron una imagen de corrupción (como la tuvo el PRI); uno de los temas de su oposición al PRI era la corrupción de ese partido, el problema central hoy es que el primer presidente que tuvo el PAN da una imagen de corruptela y eso le hace mucho daño al partido”, apuntó.
El profesor investigador de la UAM Iztapalapa calificó al ex presidente como “una piedra en el zapato” de Felipe Calderón Hinojosa, muy por debajo de lo que pudiera ser López Obrador para el PRD, aunque sí, ambos son “molestos para sus partidos”.
“Hoy Fox es más molesto todavía para el PAN... sea como sea a López Obrador lo están tolerando (algunos perredistas), hay grupos lopezobradoristas muy radicales, muy dogmáticos, pero los grupos que están haciendo la política en el PRD están aprendiendo a negociar con el gobierno”.
A diferencia del tabasqueño, que sigue “por ahí, de gira por algunos pueblos, donde lo oyen 200 o 300 personas, diciendo sus mismos dogmas de siempre”, la presencia de Fox se ha magnificado a través de los medios de comunicación, incluso en algunos internacionales.
“Ocurre con Fox un poco lo que con López Obrador en el PRD. Ha sido el mejor candidato presidencial perredista, colocó a ese partido donde Cuauhtémoc Cárdenas nunca pudo colocarlo, pero hoy es una molestia terrible para el PRD. Los perredistas no saben qué hacer con él. Es un poco lo que hoy pasa con Fox, es el primer presidente panista, sin ser un militante de hueso azul, como lo es Felipe Calderón pero los panistas deben estar enfurecidos con él por sus escándalos”, expresa en entrevista telefónica.
Con respecto al comunicado emitido el jueves por Acción Nacional, en el que dice confiar en la honorabilidad del ex presidente y apunta sus baterías contra el PRI para exhortarlo a que haga público el patrimonio de los ex gobernantes priistas, el analista apunta:
“El problema central es que Fox representaba un cambio, por lo tanto, no se vale plantear cuáles son los esqueletos que tienen en el clóset los priistas, eso no tiene sentido, porque los panistas querían demostrar (antes de llegar al poder) que ellos podían gobernar de manera diferente”, dice Becerra Chávez.
“Hasta hoy, lamentablemente con la imagen que da Fox lo que están comunicando es que de una u otra forma se produjo una fusión entre el mundo de los negocios con el mundo de la política, una función muy indebida por cierto”, sostiene.
Aunque de esto presumía el propio Fox: “Recordemos que en algunas giras internacionales, Fox decía: este es un gobierno de empresarios para empresarios, y lo cumplió a cabalidad”.
El fondo de todo este protagonismo es que el ex presidente “no es un político” como sí lo es Calderón Hinojosa, quien además ha tenido que lidiar con su propio partido.
“El partido del presidente no puede ser un partido de oposición. Y ocurre así, en todo país civilizado el partido del presidente apoya a su presidente. y obviamente sería de esperar que así pasara en México, pero todo hace pensar que Espino y su grupo son la oposición más recalcitrante contra Calderón”, abunda.
Destaca que con el activismo del guanajuatense, se rompe con el silencio que guardaban los ex presidentes una vez fuera de Los Pinos, salvo Carlos Salinas de Gortari.
“Él ha dicho (Fox) con toda claridad que su dilema era quedarse cruzado de brazos en su casa o retirarse del todo, pero dijo ‘no, Martita y yo decidimos seguir en esto’. El PRI, durante siete décadas consolidó esa regla del juego de que el ex presidente tenía que desaparecer de la escena pública para no estorbar la gestión de su sucesor”, recuerda.
Abunda que esta regla del juego la siguieron con toda claridad todos los ex presidente mexicanos, hasta Salinas, quien rompió el silencio cuando Ernesto Zedillo lo usó como el chivo expiatorio que debía pagar las culpas de las crisis del 95.
Pero a diferencia de Salinas, el problema de Fox “es que cuando abre la boca dice tonterías, es un hombre totalmente frívolo”.

Los Amigos de Fox

Fernando Rivera Calderón
La Crónica de Hoy


Los verdaderos amigos de Fox, los que le ayudaron a construir y a financiar su campaña tomaron dos caminos: dejaron de ser amigos de Fox o se murieron como Aguilar Zinzer y El Bigotón González. No recuerdo a ninguno que haya sido su amigo antes de ser presidente de la República que lo siga siendo en este momento.
Como el clásico adolescente que al tener su primera novia se olvida de todos sus amigos e incluso los traiciona, Vicente se aferró a las faldas de Marta como ella a la investidura de su marido dejando todo de lado, incluso la obligación constitucional de gobernar esta nación.
Y claro, al vivir en una burbuja (en el caso particular de Fox debemos puntualizar que se trata de una “burbruja”) que los mantiene alejados de la realidad no se percatan del verdadero lugar que ocupan en la historia y por eso, Marta siente que le hierve la sangre cuando la cuestionan sobre su súbito enriquecimiento y les toma fotos a los reporteros con su celular y se llena el alma de veneno; su mala lectura de la realidad le hace pensar que en México para cuestionarla a ella y a su “pollito” hay que hacerlo bajo consigna o porque a uno así se lo ordenaron.
Ella piensa... bueno, ella supone que todos los mexicanos entendimos la moraleja del “Olgawornatazo” y que le tememos, pero no es así y muchos consideramos que tanto ella como Chente tienen cuentas pendientes con los mexicanos, aunque el gobierno de Calderón los proteja y aunque se sigan comportando como la pareja presidencial.
Si Felipe Calderón le hubiera dedicado a este asunto la atención que se merece, hubiera logrado convertirse en lo que aspira a ser: un político valiente, pero habitualmente la entrega del poder incluye el perdón al que lo deja.
Algunos lectores han salido a la defensa de la pareja presidencial y no puedo más que darles espacio por la nobleza de su causa... Porfirio Uribe me escribe diciendo: “Sus comentarios y los de muchos de sus colegas contra Fox no tienen mucha validez porque son reaccionarios. Fox intentó regresar el país a nuestras manos. Lamentablemente muchos mexicanos nos resistimos a eso y nos dejamos llevar por el eco de la prensa afectada con la administración Fox. No quiero pensar que Calderón les regresó la tinta y el papel gratis a la prensa y por eso muchos de ustedes están muy modositos con él. La prensa en México está igual o más corrompida que los políticos mismos. ¿O creen que los ciudadanos no sabemos de los contratos con el gobierno que buscan con tanta ansiedad sus jefes de ustedes? Muchos de los que vivimos en los Estados Unidos hemos logrado ranchos, y hasta lagos como Fox, con base en nuestro trabajo y sin siquiera tener la mitad del sueldo que tuvo y tiene el ex presidente. ¿Qué… nos van a investigar también?”.
Bueno, esa es la opinión de don Porfirio, mientras que un tal López Renán me envía un mail titulado “La envida es canija” que dice: “Veo que la envidia y la mala leche de muchos sale a relucir tomando como fuente verídica lo que dice un resentido que no le tocó huesito, el tal Lino, algo muy similar pasó con el papá del niño verde. Ya leí con detenimiento el artículo donde se muestran fotos de Fox y Marta en su “remodelado” rancho. Y como sé sobre construcción, realmente no veo nada fuera de lo común, tomando en cuenta que no compró la tierra, ni construyó desde los cimientos. Y un poquito de finanzas básicas: Sabemos que los presidentes realmente no tienen gastos personales, todo se les da sin costo, la comida, la casa, servidumbre, transporte, ropa, etc. Su sueldo neto promedio durante los seis años fue de 180,000 aproximadamente. Es decir ganó $12,960,000 en seis años. Su declaración patrimonial muestra que tenía otros ingresos externos, con los que fácilmente podía cubrir los gastos de sus hijos, aún así pongamos que de ese sueldo se gastó la mitad en lo que se quiera y mande, sin incluir inversiones en activos, le quedarían $6,480,000, suficientes para construir una alberca de $400,000 como se ve en la foto, y el apantallante “lago artificial”, que no es más que un agujero forrado de cemento, que no cuesta más de $2,000,000, y por lo que se ve la remodelación no es ostentosa ni fuera de lo común, así que, con su sueldo perfectamente pudo hacer eso y algo más. Pero el mexicano mediocre, jodido e ignorante se va con la finta de gente envidiosa y resentida. Casualidad que esto sale un día ante de ser nombrado co-presidente de la IDC. Como nunca, ahora es imposible sacar dinero de fondos públicos, allí están las auditorias que se les practicaron con base en chismes, todas limpias, lo mismo con Olga Wornat, y las famosas comisiones para investigar a sus hijos, todo fue puras patrañas, mentiras y ataques políticos. Quisiera ver una sola prueba sustentada, una denuncia al respecto, NO CHISMES”.
Bueno, pues ahí están: dos mails contra la opinión de millones. No se pueden quejar de no haber tenido espacio para defender a Foximiliano y Martota.

Fox no entiende nada

Luciano Pascoe Rippey
La Crónica de hoy


Aparecen en la portada de la revista Quién. Están sonrientes y al recorrer las páginas va uno descubriendo una gran cantidad de exuberancias, excesos y presunciones exacerbadas. Vicente Fox y Marta se han vuelto locos. Tal vez siempre lo fueron, pero ahora no es un rumor iniciado por los que los conocen ni por sus detractores.
Es una evidencia sencilla de aquilatar, en una revista fácil de adquirir (debo decir que el ejemplar que conseguí está bastante manoseado, un evidente éxito editorial). Un ex presidente de la República presumiendo su dinero —bien habido si ustedes gustan—, su propiedad, sus regalos de la alta jerarquía religiosa a su mujer en una revista de sociedad, de farándula, de frivolidad social. Sin vergüenza alguna, él que dirigió al país, se presenta por hojas y hojas sin pudor. En otros países esto sería considerado una locura, algo inaceptable.
Mucha gente se pregunta ¿por qué tanto drama? Sencillo: Este caballero encabezó por seis años una nación que aún tiene cuarenta millones de pobres y de ellos, la mitad están en la pobreza extrema —esa que definen las Naciones Unidas como la ausencia de todo tipo de benefactor, la calidad de vida más terrible de todas, la ausencia de toda oportunidad. Y él y su esposa no tienen ningún pudor, sensibilidad o cautela ante toda esa gente que fue, en parte, su responsabilidad.
Aparecen arrogantes, suficientes, orgullosos. Su pecado —éste debe ser todo un insulto, dada su rijosa y autoproclamada religiosidad— es la soberbia, su absoluta ignorancia de la realidad nacional. El debate sobre su propiedad ha empezado. Ya el propio Jorge Castañeda les dio una gran ayuda al decir que para la visita de su ‘majestad’ George Bush se hicieron muchos de los arreglos y modificaciones al rancho San Cristóbal, ahora visibles gracias a la mencionada publicación. Así que no sólo tienen el descaro de hacer alarde de su dinero, pero —según su amigo— mucho lo hicieron con recursos públicos.
El problema no es que tenga dinero. Seguro lo tenía antes de ser presidente, y nada más lo “consolidó” en su gestión. El problema, me parece, es que una figura pública que se le considera responsable del estado del país por un sexenio, no puede ostentarse así ante tanta gente que sigue sufriendo de desigualdad y pobreza. No es un llamado al silencio o a la hipocresía, es un llamado a la modestia, a la humildad, a la sensibilidad con los demás. México está herido por su desigual distribución de la riqueza y no entenderlo es no entender nada.
Ser presidente hizo de Fox un hombre más lejano del país, de su gente, de su realidad. Lo hizo creer que entiende más que otros, que sabe más que nosotros de nuestras propias vidas. Al final del camino, como muchos políticos y en particular algunos panistas, Fox no entiende a México.
No entiende que molesta a la gente verlo regodearse después de sus faltas, verlo incapaz de ser autocrítico o reflexivo sobre su gestión. Que resulta poco gratificante para la sociedad verlo opulento y desmemoriado de toda la miseria que vio en su campaña electoral del año 2000 y que ante esa pobreza se comprometió a cambiar las cosas. El “cambio” anunciado fue sólo discursivo y logró mucho menos de lo que se propuso. El amnésico Fox informa a la sociedad que al menos a él, sí le fue bien en su sexenio.
A mí no me importa que durante su gestión Vicente Fox haya recortado el escudo nacional, ni que se haya casado ni sea medio ranchero, ni que se ponga botas de charol, ni que sea ignorante, es más, ni me importa que sea rico. Lo que me importa es que no cambió a México, que nos metió en líos increíbles con otros países por su ceguera e ineptitud y que dejó que los conflictos siempre crecieran y lo vencieran. Sólo hay que ver el desafuero, Atenco y cientos de ejemplos más.
Fox no entiende que ya no es presidente, que sus actitudes se entienden como pavonearse de su riqueza y eso lastima en un país tan pobre y desigual, que hay muchas voces que dudan de la legalidad de su fortuna y la de su familia política en particular. Fox no entiende que un político que presume su fortuna ofende a todos aquellos que durante su gobierno, vieron su situación empeorar.
Fox no entiende que importa poco lo que diga el esquizofrénico de Lino Korrodi o sus miles de detractores en la clase política, el problema no son ellos con sus pugnas intestinas y sus revanchas. No, lo que calienta es que él sea un cínico.


Hernández. Empresario