martes, 30 de marzo de 2010

De la Madrid culpa a Fox del deterioro en seguridad pública

La Jornada
Edith Argüelles


El de Vicente Fox fue un sexenio perdido en la historia de México, consideró el ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado, quien atribuyó a la gestión del panista el deterioro en la economía y el alto grado de violencia que hoy vive el país.

Según De la Madrid, quien gobernó de 1982 a 1988, el cáncer social de la delincuencia organizada se acrecentó en México durante el periodo de Vicente Fox. Sostuvo que esta problemática pudo resolverse con tiempo, pero se descuidó y hoy constituye el problema más grave del país.

Sobre la política de combate a la delincuencia organizada de Felipe Calderón Hinojosa, De la Madrid consideró que el mandatario pretende remediar el problema con un gran esfuerzo, pero no cuenta con colaboradores que puedan hacer frente a la situación y solucionarla a corto plazo. Felipe Calderón está haciendo un gran esfuerzo, dijo.

Sobre el sexenio que encabezó, recordó que entonces México tenía problemas de violencia, pero no al grado de los actuales. Hoy la ciudadanía vive con un gran miedo, el ciudadano no puede caminar tranquilo, lo que no ayuda al desarrollo del país, añadió.

El ex presidente visitó esta capital como invitado especial para una asamblea de la Academia Mexicana de Derecho del Trabajo y la Previsión Social, organizada por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Afirmó que el Partido Revolucionario Institucional –en el cual milita– mal haría en beneficiarse políticamente de la situación generada durante los sexenios panistas. Indicó que el tricolor trabaja para recuperar la Presidencia en 2012, y si bien no tiene candidato, el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, es un buen prospecto para que el PRI esté de vuelta.

Reconoció, además, que otros priístas buscan obtener la candidatura de su partido, como el senador Manlio Fabio Beltrones y el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán. No sólo está él (Peña Nieto), hay varios competidores, dijo.

De los rivales que podría enfrentar el PRI en la elección presidencial, descartó que Andrés Manuel López Obrador pueda ser competencia como candidato de la izquierda, porque está muy desgastado políticamente.