sábado, 20 de octubre de 2007

FRAUDE MEXICO 2006 el trailer



En cines el 15 de noviembre en más de 200 salas en el país.

¿Y si nadie pelara a Fox?

Hugo García Michel
Milenio

También nosotros tenemos la culpa. El hombre nos pone la t
rampa y todos caemos redonditos. O sea que tonto, lo que se llama tonto, no lo es. Incluso hay quienes lo siguen llamando presidente, como si el tipo siguiera despachando en Los Pinos.

Desconozco quién o quiénes son sus asesores, pero algo tienen de genio publicitario. Sólo a una mente brillante pudo ocurrírsele el reportaje sobre el rancho San Cristóbal en la revista Quién (cierto, muchos dijimos que fue una estupidez; yo me retracto: hoy, hoy, hoy creo que fue un golpe maestro). Eso para no hablar de la actual gira promocional de su libro Revolution of Hope por Estados Unidos y demás países que lo permitan. Ese su andar —tosco, burdo, grosero— de entrevista televisiva a entrevista televisiva no tiene antecedentes. Digo, ¿cómo le hace uno para lograr presentarse lo mismo con Larry King que con Bill O’Reilly o con Jon
Stewart? Eso cuesta muchísimo dinero, pero también muchísima habilidad negociadora.

Roberto Madrazo cometió una trampilla en el maratón de Berlín y fue noticia jocosa durante algunos días, pero nada más. En cambio, Vicente Fox comete burrada tras burrada y es noticia todos los días. Los asesores de Andrés Manuel deberían estudiar el caso y cambiar sus tácticas propagandísticas, porque el presi legítimo anda casi desaparecido de los medios, mientras su gran enemigo Fox continúa tan campante como escandaloso y con un rating bárbaro.


No parece haber manera de detener al huracanado señor de las tepocatas. No mientras todos sigamos haciéndole el juego. El único antídoto capaz de vencerlo sería el de la ignorancia olímpica, el que nadie lo pelara en sus desplantes altaneros. Esa sería su kriptonita: la falta de atención mediática. Pero, ¿quién se atrevería a dar el primer paso cuando el personaje vende y vende muy bien?

Nos quedan muchos años de Vicente Fox. Más vale que nos vayamos acostumbrando… y que nos vayamos resignando.



Aceptamos la moción de Hugo García Michel, ya no hay que pelar al Fox, ahora "Vamos México" contra la "señora Marta"...

El Tri y Fox, guameados
Shaggy
Milenio/La Afición


No se a quién le fue peor está semana en Los Ángeles: si a la selección mexicana, que fue superada por la guatemalteca, o al ex presidente Vicente Fox presentando su libro Revolution of Hope. Los muchachos de Hugo nada pudieron hacer ante la férrea y, en ciertos momentos, puerca defensa chapina. La zaga mexicana hizo agua; Marvin Ávila parecia Ronaldinho junto a Magallón; Giovani no apareció en todo el encuentro; César Villaluz y Gonzalo Pineda sacaron al boxeador que todos llevamos dentro y se olvidaron del partido.

Por su parte, Vicente Fox perdió un encuentro que, al igual que los seleccionados, acabó entre golpes y mentadas de madre. El miércoles para la televisora Telemundo, Chente llegó a una entrevista en la que creía que lo único que iba a suceder era que el periodista Rubén González Luengas iba a repetir hasta el cansancio: “Llévelo, llévelo, Revolution of Hope, baratito, llévelo” pero no sucedió así, y el ex presidente, como los seleccionados, no supo parar el ataque y terminó doblando las manitas.

Moraleja de estas dos historias: “nunca te confíes del enemigo aunque éste parezca débil”.