martes, 7 de mayo de 2013

Vicente Fox asegura que ya no cree en ‘Oportunidades’


El ex presidente mexicano Vicente Fox aseguró hoy que ha dejado de creer en las políticas para la erradicación de la pobreza que aplicó durante su Gobierno (2000-2006) y apostó por cambiar subsidios por inversión para crear empleo.

En un foro en Los Ángeles, Fox, de 70 años, se refirió en concreto al conocido como Programa Desarrollo Humano Oportunidades que aún está vigente y que solamente en 2010 se financió con cerca de 5 millones de dólares con el fin de fomentar el desarrollo local y atender a familias de escasos recursos.

"Creí en programas como Oportunidades y que todos esos subsidios a los pobres era la forma correcta y compasiva de encarar el problema hasta que visité China y me di cuenta de que allí no tienen un programa para pobres o un Oportunidades. Concentran todos sus centavos en crear empleo", afirmó Fox.

El ex presidente mexicano respondió así a una estudiante de la Universidad del Sur de California -donde se celebró un foro sobre migración- originaria de Zacatecas (México), que le preguntaba si más inversión en Oportunidades ayudaría a reducir el flujo migratorio a Estados Unidos.

La joven comentó que ese gasto social financiado por el Estado hizo que "mucha gente" de su "rancho" decidiera quedarse en México y no emigrar al norte "por el éxito de ese programa".

Oportunidades es una iniciativa federal que tuvo como antecesor el programa Progresa hasta que bajo el mandato de Fox, en 2002, tomó el nombre actual y se convirtió en un "componente fundamental de la estrategia nacional para romper la cadena hereditaria de la pobreza", según fuentes oficiales del gobierno de Fox en 2004.

"Oportunidades" fue diseñado para incrementar los ingresos de familias pobres a través de la transferencia de efectivo supeditada a la asistencia escolar de los niños, chequeos médicos y la participación en reuniones comunitarias en que se brinda información sobre higiene y salud personal.

"Algunas veces sobreprotegemos a la gente", reconoció hoy el que fuera líder del Partido Acción Nacional (PAN) que vinculó esta circunstancia con el surgimiento de "dictadores" en América Latina durante el siglo XX.

"Tenemos dictadores en todas partes y nosotros los ciudadanos tratamos de hacer al dictador responsable de nuestro futuro y extender la mano y coger lo que nos dé", manifestó Fox que apostó por usar el "enorme presupuesto que va a subsidios" para realizar "inversión en infraestructura, construcción, producción y capital humano".

Fox asistió al foro sobre temas migratorios organizado por el Instituto Schwarzenegger, en el que el ex gobernador de California fue el anfitrión y al que asistieron dos de los senadores que elaboraron el actual plan de reforma migratoria para Estados Unidos que se está debatiendo en Washington, Michael Bennet y John McCain.

El ex presidente mexicano calificó la propuesta de reforma como un "paso fuerte hacia delante" que "traerá muchas soluciones positivas" aunque criticó el afán estadunidense por levantar un muro fronterizo porque eso no frenará el tráfico de droga ni la migración.

Excélsior


"Yo ya no creo ni en mis calzones cagados..."