lunes, 8 de octubre de 2007

Prevén integrar el jueves comisión para investigar a Fox

Ricardo Gómez y Andrea Merlos
El Universal


La Cámara de Diputados tiene previsto conformar la Comisión Especial para investigar la fortuna del ex presidente Vicente Fox el próximo jueves.

Héctor Larios (PAN), presidente de la Junta de Coordinación Política, informó que en la reunión de este día los grupos parlamentarios acordaron crear la comisión, para lo cual dicha propuesta será sometida a consideración del pleno el próximo jueves.

En entrevista, señaló que el número de integrantes, el presidente de la comisión y los alcances, serán definidos entre el martes y miércoles próximos.

Larios explicó que su bancada apoyará la creación, siempre y cuando esta comisión no se “extralimite”.

Osea, que no se manchen con el zorro y la marta...

El Show de Fox

Estrictamente personal
Raymundo Riva Palacio
El Universal


No se aburra de lo árido que a veces resulta la política. Esta semana, Vicente Fox otorga una serie de entrevistas en la televisión estadounidense sobre su libro, La Revolución de la Esperanza

El presidente Felipe Calderón otorgó el viernes pasado una entrevista al programa matinal de la cadena de televisión estadounidense ABC Good Morning America. Tenía mucho tiempo que no hablaba con la prensa de ese país y parecía oportuno entrar a los hogares norteamericanos, después que sus viajes cancelados por esa nación no se han reprogramado, pero mantiene uno próximo a América del Sur y tendrá una importante visita del primer ministro italiano Romano Prodi a finales de invierno. La entrevista será difundida esta semana, y llegará a los hogares del norte en el peor momento. Su antecesor Vicente Fox saturará los mismos hogares con una semana de entrevistas consecutivas en CNN y NBC, en donde lo interrogarán desde el popular entrevistador Larry King (este lunes a las 6 de la tarde hora de México), hasta Wolf Blitzer, el especialista de la CNN para asuntos internacionales.

Fox hablará sobre su libro Revolution of Hope, en inglés porque la edición en español, Revolución de la Esperanza aún no sale a la venta, el cual, según sus editores de Viking Press, “es una historia personal de triunfo y una visión política de futuro”. Si bien esa frase de la revolución de la esperanza la acuñó en una entrevista con el semanario estadounidense Bussiness Week durante su campaña presidencial en 2000, el título, original, original, no es. Una simple búsqueda en Google arrojó 6 millones 550 mil referencias sobre el término. Y que no lo engañe Marta Sahagún, la sanguijuela de la sociedad mexicana, pues casi ninguna de esas referencias se relaciona al libro de su esposo.

De hecho, no parece estarle yendo muy bien al libro de marras.

Amazon en Gran Bretaña lo tiene en 50% de su valor a 48 horas de haberlo puesto a la venta, y 12 de sus compradores ya lo colocaron en el mercado de segunda mano, dispuestos a perderle 70% del precio de tapa. Pero todo esto no evitará que los dichos de Fox no alimenten ni la incineración de su figura en amplios sectores mexicanos, ni exacerbe los ánimos en la clase política, ni vuelva a meter al presidente Calderón en presiones políticas para que su gobierno investigue los presuntos actos de corrupción de la pareja presidencial a fin de avalar lo que el tribunal popular ya dictaminó: culpables. Como bien recomendó un funcionario mexicano a sus colegas: “Abróchense los cinturones”.

El libro, que venden sus editores como “la transformación de un chofer de camiones de la Coca-Cola que llegó a ser presidente”, es mucho menos de la imagen que pretenden de un Pigmalión tropical de la política. Como escribió un crítico de la obra en la edición corriente del semanario británico The Economist, “viniendo de un hombre que prometía tanto, el libro del señor Fox, como su presidencia, es curiosamente ligero. Su objetivo parece ser asegurarle trabajo en el circuito de las conferencias más que iluminar sus años en el poder”. El libro tiene, sin embargo, un spin doctor de primera categoría. Es Rob Allyn, coautor del mismo o, se podría decir, quien realmente puso con sintaxis adecuada las parrafadas comunes de Fox, a quien conoció como gobernador de Guanajuato en una conferencia en Monterrey en 1997, y que se convirtió en la verdadera cabeza creativa durante la campaña presidencial, responsable de haber convertido el naufragio del “hoy, hoy, hoy” que profirió semiembriagado —no se le bajó el vino de una larga sobremesa— durante la negociación del segundo debate presidencial, en la gran frase de campaña, e inventor de un organismo llamado Democracy Watch, que bajo el disfraz de ONG independiente que monitoreaba elecciones, fue creando una fuerte corriente de opinión pública contra el PRI en Estados Unidos, en una de esas injerencias electorales que le serían comunes en procesos posteriores. Allyn, un estratega político y fundador de una firma de relaciones públicas que fue adquirida hace pocos años por uno de los consorcios internacionales dedicados al maquillaje de los políticos, ha sido en la última década el álter ego de Fox y, recientemente, la persona que realmente impidió que el ex presidente y su ex primera dama se quedaran recluidos en el ostracismo en el rancho San Cristóbal. Sin Allyn, a quien su presidencia contrató para hacer cabildeo a favor del plan migratorio por 720 mil dólares al año, Fox no sería lo que es ahora.

En palabras de su ghost writer, como se denomina a quienes escriben libros que no son suyos, el nieto de Joseph Fox, un alemán que emigró de Ohio en 1914 para trabajar de velador en Guanajuato, “es un héroe de la democracia global”.

Faltaba más. Que su libro, como su presidencia, incurra en mentiras, es un pleonasmo que, no obstante, sigue echando alcohol en las heridas políticas de 2006 saboteando una menos violenta sanación nacional. Pero ese es Fox, y Allyn, y también Marta Sahagún. Como apuntó Reed Johnson en Los Angeles Times sobre el libro, a manera de recomendación, “cuando escriba una autobiografía en la que fustiga a sus predecesores como cleptopresidentes, lo mejor no es publicarla poco después de aparecer en una revista que muestra un hermoso rancho multimillonario”. Cierto. Sin que hubiera ninguna revelación, las fotografías publicadas en la revista Quién del rancho generaron una polémica encendida. Cuáles son las razones por las que esa edición, en su primer corte de ingresos, es la que mayor número de ejemplares ha vendido en la historia de Quién, no se saben. No hay nada nuevo, pero muchos ya se tropezaron. El secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, uno de ellos, que sin recibir línea alguna “metió las manos al fuego” por Fox, y los panistas queriendo hacer un deslinde del ex presidente y de su esposa, como si realmente estuvieran desasociados de todo. Allyn tuvo que salir en defensa de su socio para aclarar que el rancho es propiedad de todos los hermanos y que el Centro Fox está financiado 100% con aportaciones privadas. Las semanas de debate han ido alejando temores de quienes fueron chantajeados por la señora para aportar fondos que nunca fueron declarados. Está el ya famoso Jeep rojo, y están los Hummers, aparentemente regalados a Fox por el ex gobernador Arturo Montiel. No es lo único. ¿Quiénes son los donantes para el Centro Fox? ¿Qué recibieron a cambio de ello? En varios medios de comunicación ha habido amenazas laborales contra periodistas que criticaron a la pareja. ¿Qué es lo que todavía no terminamos de ver? Poco a poco empiezan a caer piezas en la prensa que arañan los secretos. Pero aún no es suficiente. Por esto, hay que darle gracias a Fox, que se lanza esta semana en su nuevo road show de medios, porque continúa tensando sus apoyos políticos y acelerando hasta el punto donde se tendrá que evaluar si ha dejado de ser un activo para convertirse un lastre, y si llegó el momento de cortarle el tubo de oxígeno que lo mantiene, hasta ahora, en la burbuja de la impunidad.


REVISARÁ LA AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN CUENTA DEL ULTIMO AÑO DE FOX

Por mandato de la Cámara de Diputados, la Auditoría Superior de la Federación hará una revisión integral del pago de servicios personales, la compra de bienes muebles e inmuebles y la contratación de servicios diversos en la Presidencia de la República durante el último año de gobierno de Vicente Fox, dice MILENIO. Así lo informó el legislador perredista Antonio Ortega, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, al cuestionar el “desorden administrativo” del sexenio anterior y la fortuna personal del ex Presidente de la República. “Me parece que la frivolidad en la toma de las decisiones políticas, el desorden administrativo y la práctica más burda, más atrasada de abrir espacios a la componenda, a la corrupción, al manejo inescrupuloso de los recursos se veía ya desde hace tiempo”, indicó, según MILENIO.

Se lanza Fox contra la revista PROCESO

El ex presidente Vicente Fox negó que se haya enriquecido ilícitamente durante su sexenio, de 2000 a 2006.

En el marco de una gira por Estados Unidos para presentar su biografía en inglés Revolution of Hope (La Revolución de la Esperanza), tildó a la persona que lo denunció ante la Procuraduría de “patán” y dijo que la acusación fue hecha “sin prueba alguna, más que un periodicucho, y así le llamo, que es El Proceso.

“Qué les duele, qué problema tienen, quién les paga, lo desconozco. Pero está totalmente descalificado El Proceso para hacer lo que hizo, porque no ha dicho más que mentiras”, subrayó. “Es una venganza”.

Sobre el presidente venezolano Hugo Chávez, Fox dijo que junto al boliviano Evo Morales y al ecuatoriano Rafael Correa, son “populistas, demagogos que están engañando a la gente”.



Ja, ja, el burro hablando de orejas, como los vochos y changarros que prometió a todo mundo, o el arreglo del conflicto de Chiapas en 20 minutos, o la investigación del Fobaproa, o el crecimiento económico del 7%, ¿verdad?

LAS VECINAS DE CHENTE LO DEFIENDEN

EL UNIVERSAL cuenta esta noche que en defensa de Vicente Fox, varias de sus vecinas iniciaron una campaña con el afán de demostrar que el expresidente Vicente Fox, es “un hombre bueno” y que es “rico desde que nació”. “No es ningún ratero”, señalaron Marcelina Segura, ex empleada doméstica, en la residencia familiar del ex presidente de la república y Mercedes Angel Pacheco, delegada electa del poblado. Las mujeres difunden un documento con información sobre la historia de la comunidad, sus ranchos y la hacienda, para que la gente, dicen, se entere que “los Fox” siempre han sido propietarios de tres de ellos. Este domingo, esperaron en la plaza principal a los periodistas para exponer la indignación de los vecinos de la comunidad las “mentiras” que se dicen de la supuesta riqueza inexplicable de Vicente Fox, señala EL UNIVERSAL. El ex presidente y su esposa Martha Sagahùn no asistieron a la misa dominical, al templo de la Purísima Concepción, como acostumbran. La semana pasada, un tema común de conversación entre los lugareños fueron las acusaciones que hay contra el ex mandatario, por su fortuna, varios de ellos acordaron una estrategia para difundir “la verdad”.

Más material pa' el humor

De los maeses Hernández y Helguera:


Y del Purgatorio de eme-equis:


Anexo 18. Capítulo III. Usted está enloqueciendo cuando:

-Pese a estar retirado, insiste en que “no se retira, no se retira y no se retira”.

-Asegura que las fotos en las que exhibe su riqueza son “mentira sobre mentira, sobre mentira”.

-Se da cuenta de que, junto con su esposa, tiene un problema con repetir tres veces las cosas, tres veces las cosas, tres veces las cosas.

-Declara: “Yo ya dije que ese no es mi rancho, no son mías esas propiedades ni esas cabañas en esos terrenos”.

-Afirma, junto con su cónyuge, que su rancho suyo de ustedes sólo vale $300,000.

-Insiste, pese al escandalazo, en publicar a la brevedad su libro titulado La revolución… de la esperanza.

-Al terminar de leer estas líneas dice que esta revista miente, o mejor, que no existe, y acto seguido la arroja por la ventana para lanzarse corriendo por el pasillo al grito de “¡Sufragio efectivo no reelección, y a mí que me esculquen hoy, hoy, hoy!”. Chale. Pobrecito de usted.


La dama voraz

Desde que se casó con Vicente Fox, justo un año después de que éste ganara las elecciones, Marta Sahagún se soltó y no hubo quien frenara su apetito consumista, publica PROCESO en su edición 1614. Durante cinco años, cuando estuvo en Los Pinos al lado de su esposo Vicente Fox, Marta Sahagún tuvo una clave presupuestal asignada por el mandatario. Por medio de ésta –la número 112-2– en ese período dispuso de 14 millones 367 mil 325 pesos, que destinó a montar y acondicionar su oficina con pisos de mármol, baño de marfil, accesorios de plata y arreglos florales. Tales fueron sus “gastos de orden social” y “de protocolo”. Ese derroche con cargo al erario federal fue equivalente, por ejemplo, a todo lo que invirtió recientemente la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en la rehabilitación de 960 viviendas de familias pobres en Manzanillo, Colima. Con el aval del presidente utilizó durante cinco años esa clave presupuestal para comprar muebles, platería, ropa exclusiva, perfumes, arreglos florales… No conforme, pagó sus viajes y los de sus colaboradores. Según las facturas obtenidas por PROCESO, el dispendio comprobable fue cercano a los 26 millones de pesos, expone el reportaje que aparece en el número 1614 de PROCESO.

Según el IFAI, Fox gastó 20 mdp en difusión de logros

unafuente.com

El gobierno de Vicente Fox gastó casi 20 millones de pesos en la impresión de folletos, calcomanías y hasta historietas para difundir sus informes de la administración federal, informa EL UNIVERSAL. De acuerdo con información proporcionada por la propia Presidencia de la República, mediante el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, en el primer año de gobierno se imprimieron versiones del informe en sistema Braile, español y hasta en inglés. De los casi 20 millones de pesos, la administración Fox canalizó una tercera parte, para elaborar historietas en los que aborda su obra de gobierno. Se informó que en los gastos reportados se pagó a Miriam Mabel Martínez, escritora, crítica de arte e investigadora, 57 mil pesos por la corrección de estilo del tercer Informe de Gobierno. De acuerdo con dos solicitudes de información, durante la gestión de Vicente Fox Quesada, la Presidencia pagó 19 millones 814 mil pesos por la impresión de materiales relacionados con sus informes de gobierno. Según la información, el gobierno foxista pagó a los Talleres Gráficos de México un total de 506 mil 949 pesos para la impresión de 19 mil 500 estuches; 22 mil 500 etiquetas y cuatro juegos negativos para la impresión de las etiquetas, informa EL UNIVERSAL. Las erogaciones registradas corresponden sólo a cinco años, pues en el 2002 no se reportó ningún gasto por la impresión del segundo Informe de Gobierno de Fox. No se dieron las razones para no informar sobre los gastos de ese año en este rubro. La administración de Fox pagó el primer año de su gobierno un millón 176 mil 91.77 pesos para imprimir el primer informe. Con ese dinero se pagaron dos mil folletos, cuatro mil libros, ocho mil folletos con la versión en español, seis mil estuches para los libros, 35 mil libros con el resumen ejecutivo del informe y sólo 250 folletos en sistema Braile.


Innecesaria, demanda formal para que SFP investigue a Fox: especialista

La Secretaría de la Función Pública (SFP) no necesita de una demanda formal para investigar al ex presidente Vicente Fox; basta que la dependencia realice el simple cotejo de sus propiedades, reconocidas oficialmente, con los ingresos obtenidos durante el tiempo que el guanajuatense estuvo en Los Pinos, para que quede demostrada la presunta responsabilidad del ex mandatario en el delito de enriquecimiento ilícito, señala LA JORNADA. De acuerdo con información oficial y lo establecido en la legislación federal, ante la evidente inconsistencia registrada en las declaraciones patrimoniales –como no enumerar el valor de todas sus propiedades, ni la propiedad y posesión de vehículos–, la SFP cuenta con elementos suficientes para investigar el patrimonio actual de Fox, citarlo a declarar y, en su caso, fincarle responsabilidades administrativas que van desde la amonestación hasta la inhabilitación. También sería la encargada, en su caso, de consignar el asunto ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de enriquecimiento ilícito, informa LA JORNADA. Pedro Nava Malagón, especialista en procesos constitucionales, precisó en entrevista que Vicente Fox ya no cuenta con inmunidad constitucional alguna y puede ser citado a responder como cualquier ciudadano.