jueves, 4 de octubre de 2007

Y siguen los escándalos de los Fox

Tres funcionarios trabajan para la Fundación Vamos México, pero cobran en la Presidencia de la República.

Redacción
Reforma


Se trata de Alfredo García Padilla Fernández, quien es director de la fundación que creó la ex Primera Dama Marta Sahagún; Alejandro Olalde López, coordinador de programas institucionales de Vamos México, y Tania Castillo, vocera de la institución.

García Padilla ingresó hace unas semanas a la nómina de la Presidencia y cada mes recibe 119 mil 670 pesos como "Director General de Apoyo al ex Presidente Fox".

Alejandro Olalde López, con cargo de "Subdirector de Área" en Los Pinos, es el coordinador de los programas especiales de Vamos México, según la página de internet del organismo, y reporta que su correo electrónico es: "olalde@vamosmexico.org.mx".

La fundación creada por Marta Sahagún, es una Asociación Civil que de 2001 al 2005 recaudó donativos por más de 458 millones de pesos, según su propios informes financieros.

Además Vamos México recauda donativos en EU a través de "Visión México", una organización creada en 2003, y que en ese año recibió apoyos por más de 7.5 millones de dólares.

Los otros colaboradores de Fox que cobran en Los Pinos, son Jorge Cabrera Bohorques, ex subdirector de Bibliotecas de Conaculta; Mónica Guzmán Flores, ex directora de Informática de Los Pinos y María Magdalena Aguirre Navarro, apoderada legal del Centro Fox.





No, pos esto si ya esta muy cañon...como dicen en el sacatrapos.com mejor se hubieran quedado a vivir en Los Pinos, allí meten las manos al fuego por ellos, allí les pagan a sus empleados, allí desarman a los funcionarios como German Martínez que deberían investigar su sospechosa fortuna...


Y aquí un buen consejo para Fox para solucionar todos sus problemas:



Otro buen consejo sería divorciarse...

El vehículo marca JAGUAR con matrícula GKM 3383 no fue incluido
en la última declaración patrimonial de Vicente Fox,
en la que integró los bienes de su esposa.

Foto: Jorge Escalante/REFORMA


Fox y Marta, en camino de convertirse en vulgares rateros

Ciro Gómez Leyva
Milenio


Carlos Marín y algunos más me reprocharon el artículo que publiqué el 21 de septiembre, en donde argumentaba que el mito de Fox el honesto había entrado en el ocaso, pues la creencia aceptada por una gran parte de la sociedad de que el ex presidente era tonto, pero honesto, comenzaba a desmoronarse.

“El mito se derrumba”, escribí, “porque a los Fox se les hacía tarde para revelarnos que el paso por la política les resolvió sus problemas materiales, los de sus hijos y los de sus nietos”.

Diez días después, María de las Heras dio a conocer en MILENIO que 57 por ciento de los mexicanos consideran insultante la riqueza de Fox y su esposa Marta Sahagún. Una encuesta de Reforma, difundida ayer, indica que dos de cada tres ciudadanos piensan ya que los Fox se enriquecieron ilícitamente.

El Universal
, mientras tanto, logró que un empresario contara cómo hacía las cosas Marta Sahagún: para ganar un contrato de la fundación Vamos México, la Señora Marta le pidió que le regalara a Fox un Jeep rojo, valuado hace cinco años en 250 mil pesos. Y Fox lo manejaba alegremente.

“Es curioso cómo la opinión pública se resiste a pensar mal de Vicente Fox”, escribió el lunes María de la Heras. “Antes de aceptar que tras sus acciones hay algún tipo de ilegalidad y perversión, prefieren pensar que se trata de un exceso de ingenuidad, torpeza o estupidez”.

A pesar de ello, dos de cada tres mexicanos ya ven insultante e ilícita la riqueza de la Pareja presidencial. Creo que no tardarán en llegar nuevas historias y situaciones que le darán el tiro de gracia al mito de “… pero era honesto”. Creo que no falta mucho para que, en el imaginario colectivo, Fox y Marta se conviertan en unos vulgares rateros.

Helioflores. Rancho Alegre

Jeep rojo regalado a Fox tiene huella de Vamos México

Alberto Aguirre
El Universal


“Rojo flama”, el Jeep recibido por el presidente Vicente Fox Quesada como regalo por su segundo Informe de Gobierno, fue comprado en la agencia Mundo Automotriz, quedó a nombre del empresario Gonzalo Bustamante Celayeta, y tuvo un costo de 208 mil 500 pesos, sin IVA, consta en la carta factura, que obtuvo EL UNIVERSAL.

Como domicilio de Bustamante Celayeta fue inscrita la dirección que entonces tenía la fundación Vamos México: Guillermo González Camarena 999, interior 1201, Santa Fe. La organización tuvo ese domicilio hasta finales de 2002.

Cinco días antes de que Fox Quesada se presentara ante el Congreso de la Unión, el consultor Luis Miguel Moreno Vélez acudió a Interlomas, donde está la sede del distribuidor autorizado de la marca Chrysler, para escoger la unidad, adquirirla y tramitar su alta vehicular.

Inmediatamente, la agencia hizo las gestiones para obtener la tarjeta de circulación y un permiso, que quedó con la matrícula 459 RYK, vigente del 26 de agosto al 26 de octubre del 2002. Las autoridades del gobierno del DF cobraron 2 mil 610 pesos por concepto de tenencia.

Este diario reveló que Moreno Vélez accedió a regalar el Jeep rojo, a solicitud de Marta Sahagún, la esposa del ex mandatario.

“La señora Marta me solicitó la compra de un vehículo tipo Jeep que quería ´regalar´ al presidente Fox, con motivo de su Informe”, confirmó el socio principal de la empresa MM Consultores, el pasado lunes 1.

Regalo perfecto

Al alba del 1 de septiembre del 2002, un Jeep “rojo furia” traspasó la puerta 5 de la Residencia Oficial de Los Pinos. La unidad se distinguía, además de su color, por un enorme moño blanco, colocado en el cofre.

El Jeep nunca apareció en la lista de bienes reportada por Fox en sus declaraciones patrimoniales a la Secretaría de la Función Pública.

Cuando se le cuestionó al respecto, el empresario Moreno Vélez relató que después de seleccionar la agencia donde compraría la unidad, preguntó en Los Pinos si debía facturarla a nombre de Vicente Fox.

Recibió un no tajante como respuesta, y enseguida fue instruido para que tramitara los papeles a nombre de Gonzalo Bustamante Celayeta, con clave BSCL600506 del Registro Federal de Contribuyentes.

La unidad Wrangler SE, cuatro cilindros, de dos puertas, fue fabricada en Estados Unidos y cuenta con transmisión automática y aire acondicionado.

El número de serie del motor es IJ4FA29P32P731979, como se puede leer en la carta factura 709, firmada por el gerente de ventas de Mundo Automotriz, Leopoldo Solórzano Fuentes.

Tras del pago del vehículo, el empresario realizó los trámites de la documentación, con el que podía circular el Jeep inmediatamente. Además del permiso provisional, la tarjeta de circulación y los recibos del pago de tenencia y la inscripción al Registro Nacional de Vehículos, Moreno Vélez tramitó una póliza anual de seguros de Grupo Nacional Provincial.

Según consta en el contrato 20469, la cobertura incluía daños materiales y robo total, hasta por el valor de la factura, con el pago de un deducible, además de cubrir la rotura de cristales.

Moreno Vélez pudo acercarse a la ex primera dama a través de Bustamante Celayeta, quien presumía de su cercanía con Los Pinos.

“Mi socia”, decía

“Mi socia”, decía con frecuencia, en alusión a Sahagún, confirmaron empresarios que lo trataron constantemente durante el sexenio pasado.

Bustamante Celayeta, heredero del fraccionador de Jardines del Pedregal y yerno del ex secretario de Gobernación Mario Moya Palencia, es un panista de 47 años con inversiones en desarrollos inmobiliarios en Punta Diamante.


Boligan. Vamos Fox

Ordena el IFAI a PGR entregar expediente sobre Amigos de Fox

Elizabeth Velasco
La Jornada

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene hasta el próximo viernes para entregar una versión pública de la averiguación que efectuó la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) a Amigos de Fox, por supuestas irregularidades en el financiamiento de la campaña presidencial de Vicente Fox.

Así lo informó el comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), Alonso Gómez Robledo, quien además subrayó que la dependencia no puede eludir esa responsabilidad establecida por la Ley de Transparencia.

Cabe destacar que la PGR se ha negado a entregar dicha versión, no obstante que desde mayo pasado el comisionado Juan Pablo Guerrero ordenó la apertura de esa información, tras indicar que el caso ya había causado estado.

Luego de establecer ese criterio, otro ciudadano pidió esa versión, pero la PGR le respondió, a cinco meses de la resolución del IFAI, que aún no había sido “notificada formalmente”.


Pide Congreso de NL investigar a Fox

"Si Calderón no actúa se convertirá en cómplice", advierte el coordinador de la diputación del PT, Zeferino Juárez Mata

LUCIANO CAMPOS GARZA/APRO
MONTERREY, N.L


Las cinco fracciones parlamentarias del Congreso del estado demandaron que se inicie una investigación contra el expresidente Vicente Fox, para que éste aclare la procedencia de los recursos con los que reconstruyó su rancho de San Cristóbal, Guanajuato.

Zeferino Juárez Mata, coordinador de la diputación del PT, afirmó que el presidente Felipe Calderón "está obligado" a actuar. Advirtió que, de no hacerlo, "se convertirá en cómplice" del expresidente.

En nombre del grupo parlamentario del PAN, el diputado Ranulfo Martínez Valdez, se sumó a esa petición y pidió que Fox sea investigado y castigado, en caso de encontrarlo responsable de algún delito.

Admitió que el escándalo en el que se metió Fox al presumir su riqueza a una revista del corazón, afectó la imagen de su partido.

"La investigación podría aclarar todo. Obviamente, sería lamentable que se encontrara algo anormal. Esto, sin duda, daña la imagen del PAN, porque Fox fue presidente por éste partido, pero lo afectaría más si, al final, salieran a relucir ingresos indebidos", señaló.

Y remató: "El presidente Calderón está obligado a intervenir en esto y dar las facilidades para que, una vez formada la comisión que investigará este caso, se deslinden situaciones sobre si hubo o no dinero que no fue bien ganado".

Por su parte, el diputado Guillermo Gómez Pérez, del PRD, afirmó que Fox siguió el camino de sus antecesores, pues, al dejar el cargo, resultó con bienes que ahora no puede justificar.

Dijo: "Lo que vemos con Fox es lo mismo que se ha presentado al término de todos los sexenios. Llama la atención que haya incurrido en el delito de enriquecimiento ilícito, porque si sumamos el sueldo que percibió durante seis años y lo comparamos con la invertido en sus propiedades, no concuerda. Sin embargo, es difícil comprobarlo porque tiene muchos prestanombres".

Además, Gómez Pérez cuestionó la actitud al respecto del presidente Calderón, quien, dijo, le debe favores a su antecesor.

"Calderón tiene muchas razones para solapar a Fox, porque éste le entregó la presidencia. No podemos olvidar que Fox utilizó el aparato gubernamental para ayudar a Calderón en su campaña", agregó.

A su vez, María Dolores Leal Cantú, coordinadora del grupo parlamentario del Partido Nueva Alianza, exigió al gobierno federal pedir cuentas a Fox y a su esposa, Marta Sahagún, por el supuesto mal manejo de recursos del erario.

"Sería muy bueno que se hiciera una revisión de las cuentas del señor como funcionario. Como buen ciudadano, él debe rendirnos cuentas a todos los mexicanos. Tiene propiedades que eran de su familia, pero hay cosas que no quedan muy claras. Si Calderón avala una investigación sentaría un buen precedente para quienes ocupen el puesto en un futuro. Calderón tiene aquí un deber con los mexicanos: avalar una investigación", dijo.

En la sesión de este miércoles, Zeferino Juárez Mata, coordinador de la diputación del PT, sostuvo que Calderón tiene la posibilidad de recuperar "credibilidad" si se decide a investigar a Fox y precisar los ilícitos en los que éste incurrió.

"Si Calderón quiere recuperar parte de esa credibilidad, debe impulsar la investigación contra Fox, la cual debe llegar hasta sus últimas consecuencias, independientemente de que ambos sean del mismo partido. Si no actúa, Calderón se convertirá en cómplice de Fox y la historia lo calificará de solapador", agregó.

Helioflores. Reinas de carnaval



El enano NO va a avalar ninguna investigación ni indagatoria alguna, sería como darse un balazo en el pie, por eso no ha dicho ni una sola palabra. En cambio cuando lo del Chino Ye Gón al otro día salió a decir que todo era ridículo y una mentira y que ese tipejo iba a dar a la cárcel, aún si haberse iniciado una investigación. Por eso dicen que el que calla otorga.


Cae vecina de Fox por venta de droga

Una vecina del ex presidente Vicente Fox, fue detenida el martes por agentes de la PGR, acusada de vender cocaína en el rancho San Cristóbal.

Se trata de Angelina Flores Escareño, de 43 años, a quien se le había reportado como una de las principales expendedoras de droga en la comunidad afectando lo mismo a menores de edad, que a jóvenes de San Cristóbal y localidades aledañas.

Flores Escareño es esposa del homicida Roberto Cruz Mata alias “El Robins”, quien está preso en el Cereso Mil de Valle de Santiago por el asesinato de un custodio del Servicio Panamericano en 1997, en un asalto a una camión de valores en la Calzada de los Héroes en León.

El 4 de julio de 1997, un comando armado integrado por Roberto Cruz El Robins, Pedro González Hernández “El Periquín” y al menos otras cuatro personas, asesinó a un custodio y se apoderó de 3 millones 400 mil pesos.

La esposa del Robins ya había sido investigada por la PGR por venta de droga y por tratar de introducir dosis de cocaína a la cárcel, dijo un informante de la PGR.

Leer la nota completa

Lo que faltaba, vecinos del Rancho Fox son narcomenudistas... ¿serían los que le conseguían el prozac y el toloache a Martita?

CALDERÓN, COMO LOS PRESIDENTES PRIÍSTAS,

Los ajustes del pasado
José Gil Olmos
Proceso


Felipe Calderón se parece a los expresidentes priistas: Para legitimarse dejará que su antecesor sea “crucificado” por la oposición a través de una campaña mediática; pero no hará nada para que se aplique la ley y se castiguen los excesos que tuvo Vicente Fox desde Los Pinos.

Los últimos presidentes de la República que surgieron del PRI establecieron una ley no escrita; pero que era aplicada con el rigor pertinente cada vez que iniciaban su administración: Dejaban que en los medios, en la opinión pública, corrieran los escándalos de sus predecesores, culpándolos de todos lo males vividos y por vivir para “limpiar” de esa manera, su imagen y legitimar cualquier duda que hubiera sobre ellos en el ejercicio de su poder.

Luis Echeverría Álvarez lanzó su lema de campaña “arriba y adelante”, dejó correr en Gustavo Díaz Ordaz la mancha de sangre que dejó la matanza de Tlatelolco. José López Portillo, a su vez, dejó que se mancillara la imagen de Echeverría por su responsabilidad en esa misma masacre del 2 de octubre de 1968. Miguel de la Madrid con su apotegma de la “renovación moralidad” socavó el gobierno corrupto de López Portillo y su familia, quien no supo defender el peso “como un perro” y hundió al país en su primera gran crisis económica de la historia moderna.

Carlos Salinas con su lema “que hable México” trató de tapar el gobierno gris, opaco y derrotista de Miguel de la Madrid; y con actos espectaculares como la detención de Joaquín Hernández Galicia “La Quina”, pretendió borrar el fraude electoral que lo llevó a la silla presidencial.

Ernesto Zedillo, por su parte, levantó el lema de “bienestar para la familia” con la idea de opacar el efecto terrible del crack financiero de 1994-1995 que él y Salinas produjeron llevando a miles de familias a la miseria por los intereses bancarios elevados a la enésima potencia. Fue en su sexenio donde aparecieron las máscaras de Salinas en las calles de la Ciudad de México, centralizando así el repudio popular por el salinismo, pero nunca actuó en serio contra su antecesor, salvo por haber metido a Raúl Salinas, hermano del expresidente, a la cárcel por delitos que con el tiempo no pudieron ser sostenidos.

Vicente Fox y su gobierno basado en el “voto del cambio” dejó que en los primeros días de su sexenio se quemaran en el ácido las imágenes de todos los presidentes emergidos del PRI; que la historia de corrupción, traiciones, robos, fraudes y demás hiciera su propio trabajo. Pero no castigó a nadie.

Fox creó la fiscalía especial para los delitos del pasado, a cargo de Ignacio Carrillo Prieto, pero nunca se castigó a los culpables de la “guerra sucia”. Y el secretario de la Contraloría, Francisco Barrio, nunca presentó a los “peces gordos” que prometió atrapar de las aguas corruptas del priismo.

Hoy Felipe Calderón parece seguir la misma historia. En los medios más afines a su gobierno se han dado vuelo para desplegar en sus páginas, en la pantalla o estaciones de radio las críticas más severas contra Fox y su esposa Marta Sahagún, algo que en su momento jamás harían estos mismos medios si no tuvieran el aval del poder presidencial.

La anuencia de Calderón en la campaña contra Fox es más que evidente, pero al mismo tiempo lo es su indolencia para establecer un castigo a los claros actos de corrupción que cometió el expresidente para beneficiar a los hermanos Bribiesca y a su familia en Guanajuato.

¡Que Fox pague con las culpas del pasado! Parece ser la estrategia de Calderón para desbrozar el camino de irregularidades por el cual llegó a la Presidencia de la República. ¡Que sea Fox el que pague con los costos!

De esta manera Calderón repetirá el mismo mecanismo que usaron sus antecesores del PRI desde Los Pinos para asentarse en el poder: Dejar ante los ojos de la opinión pública que los anteriores presidentes expiaran las culpas, se “sacrificaran” y pagaran los costos de la legitimidad no conseguida en las urnas.

El artilugio político ha sido probado con éxito, pero se trata sólo de una trampa porque en los hechos jamás se ha actuado en contra de un expresidente, no obstante que se ha tenido, y se tienen, las pruebas suficientes para llevarlos a un juicio penal.

La “colina del perro”, “El Partenón”, los negocios en Punta Diamante, el Tamarindillo y el rancho La Estancia, todos estos monumentos a la corrupción presidencial se han quedado en el olvido. Y al parecer los gobiernos emergidos del PAN seguirán cultivando esta misma costumbre legitimadora del poder presidencial mexicano.

Helioflores. Deslave


La dudosa integridad de los Fox
Guillermo Castillo Camacho

El país de no pasa nada


La semana pasada, Joaquín López Dóriga comentaba algo durante el programa Tercer Grado, de Televisa, que me pareció realmente interesante. Y es que el escándalo de la familia Fox Sahagún desmitificó a un ya de por sí venido a menos, Vicente Fox.

Joaquín hacía el señalamiento de que lo “revelado”, a partir del reportaje publicado por la revista ‘Quién’, le quitaría la etiqueta de “honesto” al ex presidente. El reconocido periodista decía que siempre se había tenido una idea de “Fox es bruto, pero honesto”.

Esto es una realidad para la mayoría de la población; sin embargo, para los que hemos tenido la oportunidad de leer a Anabel Hernández, esta concepción de “chente” se fue hace mucho tiempo.

Ahora bien, en esta semana, durante la mesa de análisis que Hoy poy Hoy con Cármen Aristegui, realiza cada martes en W Radio, Denisse Maerker, Lorenzo Meyer y Javier Crespo indicaban también que el hecho de que meter las manos por el ex “presichente” (aunque él quiera seguir siendo preciso) y no por su señora, también debilitan en gran medida la imagen (insisto, ya de por sí decadente) de Fox.

Por mi parte, creo fervientemente que Fox está más tatemado que Cuauhtémoc después de sucumbir ante Hernán Cortés y que, como publicó hoy el Universal, entre su ranchito y su “vocho” rojo cereza, esto sólo es la puntita del iceberg. ¡Valiente presidente del cambio, pero del cambio de rancho!