miércoles, 25 de febrero de 2009

Qué bola de nieve, después de Germán Martínez y el PRI, sólo falta Fox

Qué bola de nieve. Germán Martínez, dirigente nacional del PAN, no podrá decir que no se le escucha. O, visto desde otro ángulo: quizás extrañe los días en los que su voz no tenía tanto peso. El domingo pasado, en un video que cuelga en la página institucional del partido, culpa al PRI del crecimiento del narco. El lunes, Jesús Murillo Karam, secretario nacional tricolor, califica sus declaraciones de “estúpidas”. Para el martes, la bola mide un kilómetro de diámetro: Sebastián Lerdo de Tejada, representante priísta ante el IFE, anuncia que impugnará su declaración, y el secretario de Gobernación se ve obligado a sumarse a la trama. Quizá para matizar a Martínez y tranquilizar al PRI, Fernando Gómez Mont recordó que los panistas también han estado en el poder. “Evidentemente hubo omisiones en el pasado, incluido Vicente Fox”, dijo. Ahora falta que Fox responda. Nadie sabe, aunque nos afirma una fuente cercana que el ex presidente no quedó conforme con lo dicho. Qué bola de nieve.

Ayer circuló un e-mail gancho, un phishing, que se titulaba: “Internan de emergencia al ex presidente Fox”. Y corrió la versión de un atentado contra Vicente Fox. Varias redacciones del país se sacudieron… y el celular del ex mandatario no dejó de sonar durante horas, nos cuentan. Pronto se desmintió el borrego, porque Fox estuvo muy activo en su natal Guanajuato, en actos públicos. Su celular descansó.

Jaja, debe haber sido cierto, pues el atentado desde Gobernación le debe haber provocado un pinche entripado...