sábado, 27 de septiembre de 2008

Échenles la bendición

Para silenciar...

Y para callar bocas dando declaraciones a diestra y siniestra, quién mejor que la ex pareja presidencial, a la que después de dar conferencias y escribir libros sólo les falta grabar un disco.
Aunque no sabemos si el escuchar esa diarrea verbal sea una forma de provocar el silencio, si no pregúntenle a su primo tocayo que los demandó por una lana con un pagaré falso, y a Lino Korrodi, que empezó amenazando con destapar la cloaca y ahora no aparece por ningún lado.



La nota completa en MILENIO Diario