martes, 5 de junio de 2012

El Efecto Cucaracho


¿Se acuerdan cuando hablaba de democracia?


Para Gonzalo N. Fox, la moral sirve para una chingada


Tiene razón Andrés Manuel López Obrador al afirmar que “es infame y vil que Fox regatee el apoyo” a Josefina Vázquez Mota. “Es una canallada y una vileza”.

La tiene porque es infame, canalla y vil dejar herido y tirado en el campo de batalla a un compañero de bando. Eso pinta a Vicente Fox. Hace unas semanas, cuando Josefina estaba a veintitantos puntos de Enrique Peña Nieto, fue a prometerle apoyo. El domingo, cuando ella estaba más o menos a la misma distancia del priista, le clavó el puñal por la espalda.

Y no vale la lectura pragmática de que entre dos males, Fox llamó al voto útil para sumarse al menos peor. Este es asunto de solidaridad, compañerismo, lealtad.

—¿Lo vas a buscar de nuevo, Josefina?

—Creo que él ha sido ya muy claro. Lo que me parece absolutamente penoso, por decir lo mínimo, es que establezca que un retorno del autoritarismo, con lo cual está reconociendo que el PRI es autoritario, no va a afectar la democracia del país. No cabe duda que una democracia necesita demócratas. Y un demócrata jamás declararía en el sentido del regreso del autoritarismo. El autoritarismo es siempre contrario al sistema de libertades.

—¿Qué pasó con Fox? Después de aquel beso en la mano en que se comprometió contigo, no lo vimos jamás en tu campaña.

—Yo creo que él ha tomado una decisión. Lo que yo he decidido es seguir adelante, no detenerme. Yo seguiré adelante con aquellos que me han venido acompañando.

Dejar tirado en el campo de batalla a una compañera mal herida es una canallada y una vileza. Propia de personajes carentes de ética.

Como Vicente Fox, heredero de la máxima fundacional priista de que la moral es un árbol que da moras. O sirve para una chingada.

Ciro Gómez leyva
La historia en breve
Milenio

Mas caricaturas del traidor Fox



Influencias. Naranjo




Su granito de arena. Omar