viernes, 27 de abril de 2007

Y mas trapitos al sol...









Los Fox dieron regalos por 10 mdp en el sexenio

-El ex presidente Vicente Fox y su esposa Marta Sahagún hicieron regalos por casi 10 millones de pesos durante la pasada administración

-El imperio de los Henkel nació en la gestión de Fox

Sergio Jiménez y José Luis Ruiz

El ex presidente Vicente Fox y su esposa Marta Sahagún hicieron regalos por casi 10 millones de pesos durante la pasada administración, de acuerdo con la Presidencia de la República.
Entre los destinatarios de los obsequios figuran el mandatario de Estados Unidos, George W. Bush, y el fallecido Juan Pablo II.

La lista desglosada de regalos entregados de 2001 a 2006 con motivo de diversas ceremonias, encuentros, giras nacionales e internacionales y cumbres en las que participó el ex presidente fue hecha pública por la casa presidencial.
En el reporte difundido por la Presidencia se precisa, sólo en contados casos, qué tipo de objetos fueron obsequiados.
En la mayoría tampoco se precisan los destinatarios, aunque en algunos rubros sí hay nombres de quienes recibieron los presentes.
En la relación se menciona la entrega de libros, objetos de plata, dulces, playeras, canastas navideñas y hasta unas mancuernillas de 44 mil 695 pesos, que el ex mandatario adquirió en noviembre de 2004, sin que se conozca a quién se las obsequió.
Para la adquisición de los artículos se privilegió a tres empresas o personas; una de ellas, denominada En Punto Relaciones Públicas, de Eduardo Henkel y Rosaura Longoria de Henkel, señalados como amigos cercanos de la familia Fox.

El 4 de diciembre de 2000, tres días después del ascenso de Fox a la Presidencia, los Henkel crearon En Punto Relaciones Públicas con un capital de 50 mil pesos.
La empresa se convirtió en uno de los principales proveedores de la casa presidencial, y luego de una media docena de secretarías de Estado y de oficinas públicas; entre estas, Nacional Financiera y la Lotería Nacional.
Prácticamente se encargó de las relaciones públicas de Los Pinos, y de conducir todo lo relacionado con la publicidad y mercadotecnia en los medios de comunicación.
Los otros dos beneficiados por la compra de regalos son Comercializadora Interamericana Empresarial, SA de CV, y Rosa Patricia Candia Arsuaga o Rosa Patricia Cándida Arsuaga, como aparece de manera variada en las listas y a la que se le adquirió el mayor número de obsequios costosos.

Tomado de El Sentir de Coahuila



"Pierden" en Los Pinos cuadros de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, denuncia el diputado Cuauhtémoc Velasco
Adolfo Sánchez Venegas
La Crónica


Cuando el ex presidente Vicente Fox iniciaba su administración, en la residencia oficial de Los Pinos había obras de arte valuadas en 69 millones 428 mil pesos; sin embargo, para el 2005 sólo se contaban con valores artísticos por 13 millones 291 mil pesos, denunció Cuauhtémoc Velasco Oliva, secretario de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Explicó que estos datos los solicitó a la Presidencia de la República a través del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, luego de que el 5 de marzo personal del Instituto Nacional de Bellas Artes, acudió al Museo de Arte Carrillo Gil, para sustraer “ilegalmente” dos obras de Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, sin que se haya dado ningún papeleo, avisos ni tampoco un aseguramiento de ese patrimonio.
El legislador de Convergencia aseguró que los cuadros fueron llevados a la residencia oficial de Los Pinos.
En el reporte de 2005 del IFAI, agregó, faltaban los tres cuadros más valiosos en posesión de la Presidencia, entre los que se encuentra un Diego Rivera conocido como “Vendimia de Flores”, valuado en 42 millones de pesos; el “Autorretrato” de José Clemente Orozco, de 8.5 millones de pesos; y el “Retrato de Bolívar”, dedicado al general Manuel Ávila Camacho, de David Alfaro Siqueiros, valuado en 5.3 millones de pesos.
Recordó que “en 2005 la Presidencia de la República declaró a través del IFAI tener en su posesión obras por un valor de 13 millones 291 mil pesos, cuando al principio del sexenio foxista contaba con cuadros y otras piezas con un valor de 69 millones 428 mil pesos.”
El representante popular destacó que el INBA ha utilizado el Museo Carrillo Gil para fines distintos al de su constitución, pues cada sexenio distintas obras de arte, patrimonio de los mexicanos, van y vienen de Los Pinos, entre otras dependencias del gobierno federal. “Son retiradas por órdenes de la Presidencia de la República para deco
rar no sólo oficinas públicas, sino oficinas de funcionarios”. Es preocupante, agregó, la discrecionalidad en el manejo de obras patrimonio de todos los mexicanos, que de manera repetitiva son puestas en riesgo por “capricho de la Presidencia” en turno.
Respecto a las obras de Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, para el retiro de ambas no hubo ningún papeleo, no se revisó su estado de conservación, no fueron aseguradas, no se fijó el plazo de préstamo ni su devolución.
En ese sentido, Velasco Oliva recordó que en 2005 la Presidencia de la República, encabezada por Vicente Fox, declaró a través del IFAI, tener en su posesión obras por un valor de 13 millones 291 mil pesos, cuando al principio del sexenio contaba con obras de arte valuadas en 69 millones 428 mil pesos.

No era una suposición cuando en la página de nosllevaeldiablo.com decían que la oficina en Los Pinos se quedó vacía...


La ASF pide fincar responsabilidad a funcionarios de Vicente Fox
El dictamen determina que no se cumplió con las normas aplicables a la ejecución de obra pública
Deplora diputado que la Auditoría Superior de la Federación no aclare nombres y rangos

Roberto Garduño, Enrique Méndez
La Jornada

Al cúmulo de irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el informe de resultados de la revisión y fiscalización superior de la cuenta pública, se suma la construcción de la megabiblioteca José Vasconcelos, que recientemente fue cerrada por presentar graves deficiencias y errores arquitectónicos que ponen en riesgo su viabilidad como espacio público.

Al respecto, el órgano fiscalizador emitió 36 observaciones por los errores estructurales, y giró 13 promociones de responsabilidad a los funcionarios públicos que intervinieron en la obra.

Por otra parte, el diputado Emilio Ulloa, presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara, lamentó que la ASF no aclarara el nombre y el rango de los ex funcionarios, aunque consideró que seguramente éstos obedecieron ''a una línea superior. Es decir, no actuaron por cuenta propia, sino por instrucciones directas de Los Pinos''.

Ver la nota completa