miércoles, 22 de abril de 2009

Fox y el Subur

LA CORRUPCIÓN DEL peor gobierno que hemos tenido los mexicanos en los últimos 50 años -no ha habido uno así desde aquel que encabezó Miguel Alemán- ya cobró otras 111 víctimas: los heridos en el “trenazo” de la noche del sábado más reciente en el sistema suburbano que une al DF con municipios densamente poblados del Estado de México.

Fox, recuérdese, participa con el 20 por ciento de las acciones de esta empresa con matriz española, usando como prestanombres al consorcio camionero Estrella Blanca, cuyo socio principal Arturo Sánchez participó en no poca aventuras político-económicas con la rural Marta Sahagún.

Fue Jacobo Zabludovky quien, en su columna semanal, dio cuenta de cómo fue que la empresa ibérica se hizo irregularmente del contrato: “El rey Juan Carlos le habló al presidente Vicente Fox pidiéndole una segunda oportunidad para la compañía española CAF, cuya propuesta de construir el tren suburbano Cuautitlán-Buenavista había sido descalificada por insolvencia técnica.

“Más tardó el rey en colgar su teléfono que en sonar el del secretario de Comunicaciones y Transportes y recibir instrucciones de Fox. Un contrato de 700 millones de dólares acababa de pegar la machincuepa.

Dos días antes, el 11 de agosto de 2005, se hizo la apertura de las ofertas, de acuerdo con el concurso para la licitación del tren. Los finalistas fueron la española CAF y la Alstom de Francia con los socios mexicanos ICA de Bernardo Quintana, Hermes de Carlos Hank Rhon e Inverse de Carlos Abedrop. El 87.5% por ciento era la participación mexicana. Se aceptó la oferta de Alstom. No sólo el rey, también habló José Luis Rodríguez Zapatero para presionar en favor del grupo perdedor español. Como si no se hubiera hecho, se revisó de manera meticulosa la oferta ganadora de Alstom y se encontró, eureka, algún defecto técnico. Ahora, la propuesta fue descalificada. Como reintegro de consolación se le ofreció a Alstom tratar de revalidar su triunfo en un nuevo concurso con sólo 30 días de plazo. A estas alturas, CAF, el único competidor de los francomexicanos, que conocía ya la oferta económica de Alstom porque había sido pública, aprovechó esta ventaja y presentó una mucho más baja. Además, el gobierno español avaló el financiamiento de la operación, lo cual redujo las tasas de interés y le dio a CAF la oportunidad de presentar una oferta menor de tarifa. La concesión para construir y explotar el suburbano fue otorgada a la española CAF y a su socio minoritario mexicano, un transportista mexiquense (Estrella Blanca, donde hay participación de Vicente y Marta Fox)…”

¿Qué deficiencias técnicas no superó CAF y aún así se llevó el contrato, gracias no sólo a la monárquica intervención española, merced, sobre todo, a la corrupción foxista?

¿Acaso, la carencia de sistemas de monitoreo electrónico que eviten accidentes cual el ocurrido, al alertar la proximidad de convoyes? Este sistema sí opera en el Metro del DF, construido por franceses.

Las dudas asaltan, sobre todo si se toma en cuenta que el servicio fue inaugurado al trote-moche por el señor Felipe Calderón casi un par de años después de que la empresa española se comprometiera a tenerlo listo y en funcionamiento. Aún así, ahora mismo es visible como la mayor parte de la ingeniería civil está aún en “obra negra”, aún cuando la empresa cobra tarifa completa a los usuarios.

Si lo perceptible está incompleto, ¿qué puede esperarse de los cableados, los aparatos, las rutinas electrónicas que no están a la vista de los usuarios? Presumo que tampoco están terminadas, si es que acaso fueron instaladas.

En el accidente del sábado anterior, del cual la empresa quiere salir del paso con el clásico “error humano”, el corrupto ex Presidente, lo mismo que la mujer a la que trae a silbidos, son cuando menos una quinta parte responsables.

Y la administración federal que encabeza ahora el señor Calderón, es cuando menos cómplice de este evidente acto de corrupción y, claro, de la seguridad de los pasajeros.

Francisco Rodriguez
Indice político

Andele pendejos, ya salió el peine...

Admiten que faltan leyes para castigar ex presidentes

El presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Antonio Ortega, admitió que hoy por hoy no existe ninguna ley que sancione a los ex presidentes de la República en caso de mala administración, uso indebido de recursos o tráfico de influencias. El legislador perredista argumentó que todas las críticas vertidas en contra de la administración de Vicente Fox no podrían ser sancionadas. Por ello, aseguró que será prioritario que en el mediano plazo se impulse una reforma a la ley de Servidores Públicos para establecer obligaciones y sanciones a los máximos jerarcas del país, aún terminado su sexenio. La semana pasada la Cámara de Diputados rechazó en el pleno los resultados de las cuentas públicas 2002 y 2003 del gobierno foxista. Y aplazó la discusión de los otros dictámenes correspondientes a 2004 y 2005.



Y se quiere desquitar con los diputados faltistas del PAN...

Nos cuentan que Vicente Fox anda buscando la lista de los diputados panistas que no lo defendieron...y nomas no se la dan. Ramón Muñoz, hombre cercano al guanajuatense de las botas y las hebillas, está buscando la lista de encurulados que se ausentaron de la sesión del 15 de abril, donde priístas y perredistas acusaron de corrupción al foxismo en la revisión de las cuentas públicas 2002-2003. Pero la respuesta nomás no le llega, y su amigo el ex presidente está que trina contra sus compañeros de partido, que se hicieron ojo de hormiga.