lunes, 30 de agosto de 2010

Mexicana, aterrizaje forzoso

Enrique Galván Ochoa
La Jornada

Frustrados porque los dejó tirados Mexicana de Aviación al suspender sus vuelos? Quizá se salvaron de algo peor. Los nuevos dueños (Tenedora K) no quisieron meter dinero para la gasolina, el mantenimiento y las partes de los aviones, tampoco para pagar la nómina del personal, es decir, ya no había condiciones de seguridad para los pasajeros. Mexicana tuvo un terrible accidente el año 1969, en las inmediaciones de Monterrey. Perdieron la vida dos personajes: Carlos A. Madrazo y el Pelón Osuna, quizá el mejor tenista mexicano de todos los tiempos. Curiosamente, uno de los accionistas de Tenedora K es Andrés Holzer, ligado a la fundación que lleva el nombre del político tabasqueño y que, entre otras cosas, sirve como pantalla de los negocios del ex aspirante presidencial Roberto Madrazo. La historia de Mexicana abarca casi un siglo, remontémonos sólo a la década pasada. La señora Marta y Vicente Fox consiguieron crédito para hospedarse en los hoteles del Grupo Posadas de Gastón Azgárraga Andrade. Él no fundó la empresa hotelera, la heredó de su padre. Gastón fue designado presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios en mayo de 2005. Según la revista Expansión, Fox le había ofrecido la secretaría de Turismo, un cargo lucidor para un junior, pero no la aceptó. Sin embargo, la parejita presidencial le preparó un regalo para la Navidad de ese mismo año: Mexicana de Aviación y Click a un precio de risa. En esta sección publiqué entonces que había un probable tráfico de influencias. Sin embargo, ni siquiera los sindicatos objetaron la operación. La relación Fox-Sahagún-Azcárraga no terminaría allí. El hotelero fue uno de los puntales de la campaña de terror que se desataría en algunos medios a lo largo del proceso electoral del año siguiente. Sirvió de escalón para que Calderón llegara a la presidencia. No estoy descubriendo el hilo negro, es una vieja historia.


Leer más en Fecalandia