sábado, 2 de mayo de 2009

Influenza: Los nombres de los muertos

Durante el sexenio de Vicente Fox, México recibió las más abundantes ganancias de su historia por la venta de petróleo en el exterior, pero no quedó absolutamente nada de eso: el grueso del dinero fue utilizado para devolver a los más ricos de los ricos los impuestos que habían pagado; el resto, la propina, está en las trancas y el estiércol de un rancho en Guanajuato, en las empresas de los hijos de Marta Sahagún y en las cuentas bancarias de los hombres y mujeres del régimen.

En cambio, aquí, no existe un solo laboratorio, ni siquiera en la UNAM, capaz de detectar la mutación de un virus como el de la influenza porcina, que tras el exterminio de cerdos ordenado por el fanatismo del gobierno de Egipto, ahora se llama A/H1N1, para que nadie culpe a nadie. Como bien lo han documentado Enrique Galván Ochoa y Luis Linares Zapata en las páginas de este diario a lo largo de esta semana insólita, en México existía una empresa paraestatal denominada Birmex (Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México), que según su portal electrónico surtía las vacunas, sueros, inmunoglobulinas y reactivos de diagnóstico que requieren los organismos públicos descentralizados de salud de los estados que integran la República Mexicana, y que en los hechos fue desmantelada por Fox.

Jaime Avilés / Desfiladero
Seguir leyendo en Fecalandia

Tribunal ratifica formal prisión contra Manuel Bribiesca

El Segundo Tribunal Unitario Penal de Guanajuato, que preside el magistrado Manuel Díaz Infante, ratificó el auto de formal prisión en contra de Manuel Bribiesca Godoy, ex esposo de Marta Sahagún, por evasión al fisco. A finales del año pasado, la Secretaría de Hacienda, a través del Sistema de Administración Tributaria (SAT), acusó al ex esposo de Sahagún de ocultar información de contabilidad de su empresa y de desocupar su domicilio fiscal sin presentar el aviso correspondiente. El 17 de diciembre del año pasado, Manuel Bribiesca fue detenido en Guanajuato por elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI), en cumplimiento a una orden de aprehensión girada el 10 de diciembre por el Juzgado Sexto de Distrito de Guanajuato, con base en la causa penal 258/2008. Bribiesca salió libre tras pagar una fianza de 17 mil pesos, sin embargo, el 23 de diciembre, el Juzgado Sexto le dictó formal prisión, reporta PROCESO.

Ahi tienen a su preso político del sexenio anterior...

Revoca el TEPJF acuerdo del IFE sobre Vicente Fox y Marta Sahagún

Alonso Urrutia
La Jornada

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el acuerdo de la secretaría ejecutiva del Instituto Federal Electoral (IFE) que desechaba la demanda presentada por el ex presidente Vicente Fox y su esposa Martha Sahagún, interpuesta en contra del Partido Revolucionario Institucional, el cual publicó desplegados que sugerían el financiamiento irregular del Centro Fox mediante el desvío de recursos públicos.

De igual forma ordenó al organismo revisar el recurso y realizar una nueva resolución conforme a derecho.

En su momento, la secretaría ejecutiva consideró que por haber sido publicado en Guanajuato, el asunto era de competencia de la autoridad electoral local, en particular del tribunal electoral del estado. Sin embargo, ello fue considerado inviable por los magistrados, quienes expresaron que en la decisión del Instituto Federal Electoral no hubo una correcta fundamentación y motivación para declararse incompetente para conocer y resolver la denuncia presentada por los apelantes el 25 de noviembre de 2008.

Consideraron que de un análisis de la competencia del organismo para conocer sobre denuncias a las posibles violaciones a disposiciones constitucionales y la normatividad electoral federal, no había duda de que el IFE debe abocarse a revisar el caso, por lo que ordenó revocar el acuerdo del 11 de marzo pasado, y el instituto electoral deberá revisar la denuncia de Fox y Sahagún.

Durante el inicio de la sesión, la magistrada presidenta del TEPJF, María del Carmen Alanís, dio a conocer que el IFE había suspendido prácticamente toda actividad pública, en acatamiento a las medidas de seguridad ordenadas por las autoridades sanitarias.

Recordó que la sesión se realizaría a puerta cerrada y sería transmitida por Internet y el Canal Judicial de televisión.

Hay que mover influencias, si no pa´que sirve tener a una amiguis de Margarita como Presidenta del TEPJF...¡chingadamadre!

Auditoria de obras

Puede usted tener la seguridad de que si se practicasen de manera efectiva y con regularidad, se descubrirían muchos latrocinios. A través de la obra pública, el señor Vicente Fox se llevó carretadas de billetes

Por Rafael Arenas Rosas

No recordamos a quién se le ocurrió proponer que los gobiernos federal y estatales deberían incluir, entre las funciones de sus correspondientes contralorías, una sección dedicada a la auditoria de obras, en la que participasen especialistas en esa materia.
Sabemos que los trabajos contables son revisados por auditores y, por consiguiente, no tiene nada de extraño que las tareas de los constructores sean analizadas por expertos ajenos a ellos, a fin de comprobar que se cumplió con todas las especificaciones señaladas en los contratos.
Pero la idea no ha prosperado y uno de los que más se opusieron a ello fue Vicente Fox, cuando era Presidente de la República, alegando que confiaba en los funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas y que, además, en esa dependencia había técnicos que revisaban de pe a pa que las obras cumplieran con todas las especificaciones. Encima de ello, externó que no estaba dispuesto a seguir engordando a la ya muy obesa señora Burocracia con más puestos.

Lo aprendió pronto

Pero la verdad es que el señor Fox, desde cuando era gobernador de Guanajuato, aprendió que una de las formas más fáciles y menos comprometedoras de robar al Erario, es mediante la obra pública.
El presidente municipal, gobernador o Presidente de la República decide que se construya una escuela y la dependencia correspondiente convoca, en el mejor de los casos, a un concurso para otorgar el contrato a quien ofrezca las mejores condiciones. Claro que bajo el agua hay arreglos y, en muchos casos, el ganador ya había recibido datos que le permiten ofrecer las mejores condiciones.
Un vez que se va a iniciar la obra, vienen los arreglos en lo oscurito. El contratista tendrá que pasar equis porcentaje del importe de la obra a equis persona y, a cambio de ello, podrá modificar algunas de las especificaciones. Por ejemplo, si se ha establecido que las columnas deban llevar 12 varillas corrugadas, pues se reduce a 10 y con ello ya se ahorraron muy buena cantidad de dinero.

Auditorias tramposas

Lo mismo sucede en las carreteras, pues si las especificaciones de la obra indican que la carpeta asfáltica debe tener tantos más cuantos centímetros, la reducen y lo más ridículo del asunto o mejor dicho, lo más ofensivo, es que funcionarios de la dependencia acuden a un punto, previamente señalado por contratistas y autoridades, para revisar si la carpeta asfáltica tiene el grosor convenido. Claro que sólo en ese lugar se ha cumplido y a lo largo de docenas o cientos de kilómetros el grosor es menor y son millones y más millones los que la empresa constructora se ahorra.
Claro que una parte se le queda, pero la mayor parte va a dar a las autoridades.
Esa sobada técnica rateril fue una de las preferidas por el señor Vicente Fox y así lo denunció, como externamos ayer, el legislador federal panista Marcos Salas Contreras, quien afirma que tiene pruebas de que buen número de constructores no cumplen con las especificaciones marcadas en los contratos.

Herencia foxiana

Dice el legislador que esas irregularidades se heredaron del gobierno foxiano y, por consiguiente, creemos que una forma de exhibir a Fox como un gran bandido y torpedear el navío del almirante de la estrategia electoral panista, sería auditar todas las obras realizadas durante ese sexenio, y si se comprobasen tales irregularidades, se comunicase a las constructoras que tienen que devolver los miles de millones de pesos mal habidos o irían a la cárcel.
Tenga usted la plena seguridad de que ante la amenaza de irse a pasar un buen tiempo tras las rejas, esos constructores estafadores acabarían “boqueando” que, efectivamente, procedieron de esa ilícita manera, pero obligados porque tenían que entregar a algún personaje (allegado a Fox o prestanombres del mencionado personje) gran parte de ese dinero.