lunes, 8 de febrero de 2010

El Jeep rojo se niega a cambiar de placas

A poco más de un año que en el estado de Guanajuato hubo replaqueo, el ex presidente de México, Vicente Fox Quesada, sigue sin cambiar las placas de su jeep.

De nueva cuenta el ex presidente Vicente Fox, a pereció este domingo en el rancho de San Cristóbal después de la misa dominical, en el jeep rojo modelo Wrangler X, con las mismas placas de circulación GHK-9354 de Guanajuato, las cuales se tuvieron que cambiar desde hace más de un año.

En el jeep tampoco aparece ninguno de los hologramas de la verificación vehicular, a la que muchos guanajuatenses tuvieron que cumplir el año pasado y este 2010.

Cabe señalar que aunque Milenio publicó en febrero y marzo del 2009 en que Fox Quesada, no había cambiado sus placas, a él no le pareció importar y dijo “ya vi que me aventaron el rollo”.

La fecha límite para cambiar las placas de forma gratuita venció el pasado 24 de diciembre del 2008 para aquellos que no tenían adeudos y hasta el 31 de marzo del 2009 concluía la fecha para tener las placas nuevas.

Pese a ello el ex mandatario, no ha hecho el cambio de placas, por tanto el sistema de pago en línea de la Secretaría de Fianzas del Estado, el Jeep está como ‘inexistente’ y se convierte en moroso.

El jeep rojo modelo Wrangler X, está dotado de transmisión manual 4x4, es de 6 cilindros, faros de niebla en el roll bar y un bidón de cinco galones en el costado del pasajero; el vehículo es igual al que utilizaba en aquel entonces el ex presidente estadunidense, George W. Bush, en su rancho de Crawford, Texas.

Este jeep, según el empresario mexiquense Luis Miguel Moreno Vélez, fue “un regalo” que pidió Marta Sahagún para celebrar el segundo Informe de gobierno del entonces mandatario.

El vehículo, facturado en 250 mil pesos, fue abordado por Fox Quesada y un elemento del Estado Mayor Presidencial que regularmente lo custodia para dirigirse hacía su rancho La Estancia.

Abner Berruecos/ MILENIO