jueves, 4 de noviembre de 2010

Fox a favor de la despenalización total de drogas

El expresichente Vicente Fox Quezada, dijo que la mejor estrategia para enfrentar al crimen organizado no es utilizar al Ejército, tal como lo hace el presidente Felipe Calderón, y sostuvo que el gobierno mexicano tendría que considerar la legalización total de las drogas así como regular su producción.

Aseguró que en la actualidad se deben plantear otro tipo de soluciones “al problema tan grave” que enfrenta al país, y mencionó la legalización total, del consumo y producción de drogas como parte de las estrategias a considerar.

En una entrevista para MVS, Fox rechazó que durante su sexenio no se combatiera al narcotráfico, y afirmó que su estrategia fue la renovación de “la nefasta” y ”vieja Policía Judicial Federal”.

Antes de su participación en el foro de Biarritz,"Los encuentros Europa-América Latina”, que se realiza en Europa, Fox nego haber desaparecido al Cisen, tal como lo afirmaron en el 2007 personajes como Francisco Labastida, quien denunció los despidos masivos en la pasada administración y aseguró tener una estrategia distinta a la del actual presidente.

El exmandatario consideró que Estados Unidos debe asumir su responsabilidad en el problema del narcotráfico que sí enfrenta México, y hacer un replanteamiento en sus políticas de combate al consumo de drogas.

“Ellos tiene cárteles, tienen crimen organizado, tienen distribuidores, recogen el dinero, lo lavan, lo mandan de regreso para sobornar en México, ellos permiten el libre acceso a las armas y los armamentos con el mismo dinero que sale de la droga, nos llenan de armamento, de granadas en México; entonces ellos tienen que recapacitar profundamente en este tema”, comentó.

Redacción Milenio.com

¿Y por que no hizo nada cuando estuvo en su gobierno?

Fox y la mamá de Tarzán


No cabe duda que Vicente Fox es un activo para los medios.

Apenas la semana pasada el presidente Calderón, en una entrevista al periodista británico Stephen Sackur, del programa Hardtalk, que transmite la BBC de Londres, declaró que Vicente Fox había cometido muchas equivocaciones. Quizá la más importante, no actuar a tiempo contra el narcotráfico.

Creo que si México hubiera comenzado a luchar contra este problema hace diez años, estaríamos hablando ahora de un asunto completamente diferente, dijo.

Como era de suponer, esta declaración caló en Fox, que tiene una mejor autocalificación de su gobierno, y le respondió en tres tiempos.

Primero, diciendo que lo esperaba en su rancho para hablar del problema, y que no iba a comentar nada, lo que de inmediato incumplió; segundo, una carta enviada al director general de esta casa editorial, Carlos Marín, diciendo que Calderón fue irrespetuoso, adjuntando una serie de reproches —¿por qué contrató a los que trabajaron para mí, Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora?— y de logros, evitando apuntar la fuga de Joaquín Guzmán Loera del penal federal de Puente Grande, en Jalisco, al inicio de su gestión; y, tercero, una declaración al diario El Comercio, de Quito, que recogió el portal de El Universal, afirmando que el actual gobierno no debe sentirse la mamá de Tarzán, una reflexión tan propia de Fox.

Ante eso debió operar Francisco Blake, porque anoche su oficina de Comunicación distribuyó una carta del ex presidente desacreditando lo recogido por El Universal en cuanto a la maternidad tarzanesca de este gobierno.

El presidente Calderón no ha respondido a todo esto, ni creo que lo haga, no por ahora. No lo veo en el ánimo de abrir un nuevo frente, ahora con Vicente Fox, aunque con su reproche, él diera primero.

Ya habrá tiempo para eso.

Joaquin López Doriga
En privado
Milenio

Calaverita Bigotona