viernes, 23 de septiembre de 2011

Ugalde confiesa que el PAN lo presionó

El expresidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, sostuvo que el 2 de julio del 2006 recibió presiones ríspidas de Vicente Fox y hasta agresiones verbales de panistas que lo obligaron a declarar ganador a Felipe Calderón, a pesar de que los resultados preliminares hablaban de una elección cerrada con Andrés Manuel López Obrador.

 Ugalde calificó como una mentira el dicho de Josefina Vázquez Mota (actual aspirante presidencial del PAN y coordinadora de campaña de Calderón en el 2006), quien aseguró que recibió una llamada a las 9 de la noche para confirmar a Calderón como ganador.

 “Esa noche hubo presiones para que el IFE anunciara ganador. Yo tuve una conversación con el Presidente Fox a las 11:40 de la noche, y él me recriminó, argumentando que estaba poniendo en riesgo la gobernabilidad del país. Una conversación ríspida porque, supuestamente, el IFE debió haber declarado ganador”.

 Dijo que aquella noche recibió una llamada de Calderón, “que no tomé. No hable con el candidato porque, simplemente, me parece que la función del IFE no es entablar comunicación con los contendientes en una noche como esa”, consideró.

 Añadió que las aseveraciones de Vázquez Mota son “incorrectas, imprecisas”, porque “yo a las 10:40 de la noche me enteré por cinco miembros del Comité Científico, que son los testigos, porque eran los únicos que tenían la información, de que la elección era cerrada. Es imposible que a las 9 de la noche yo haya hecho una llamada a la coordinadora de la campaña de Calderón para avisarle, presuntamente, que había ganado.

 “Yo estoy narrando una situación que he narrado y he descrito pero, sobre todo, no era una decisión propia la de la noche del 2 de julio, fue un protocolo que se definió con los partidos políticos.

 Hubo un comité de cinco científicos del conteo rápido, que fueron los únicos que tuvieron acceso a la información y que a las 10:40 me entregaron eso. De tal forma que no fue un asunto personal”, aseguró.

 jmonroy@eleconomista.com.mx


"De ninguna manera, yo no presioné a ese pendejo.
Solo le dije que respetara lo que habíamos quedado antes..."