martes, 14 de agosto de 2007

Silencio de Fox sobre el caso de Zhenli Ye Gon

Verónica Espinosa
Proceso


La “generosidad” del hombre más rico del mundo, Carlos Slim, y de otros magnates, como Emilio Azcárraga Jean y Televisa, es profusamente ensalzada y agradecida por el expresidente Vicente Fox, quien adopta otra actitud, la del silencio, cuando se le cuestiona sobre el caso de Zhenli Ye Gon y los negocios que éste realizó en México durante su gobierno.

Fox prefiere evadir el tema y publicitar asuntos que son de su interés, como la próxima aparición de dos libros sobre su paso por Los Pinos --uno de los cuales será editado en inglés y otro en español--, con contenidos similares, pero no iguales, o también el nacimiento de su segundo nieto.

“Yo hablo de mis temas, aquí del centro, nada más”, dijo a los reporteros que le preguntaron del asunto, ayer, durante la carrera atlética de San Cristóbal, donde levanta su centro de estudios, biblioteca y museo, con el respaldo económico de Slim, Azcárraga y de otros empresarios, ampliamente favorecidos por Fox en su sexento, y que forman parte de la asociación civil del “Centro Fox”, al igual que de la Fundación Vamos México, de Marta Sahagún.

Fox informó que, gracias a Telmex y a Televisa, la señal del “Centro Fox” tendrá cobertura en toda América Latina. “Entonces, todo lo que pase en esta comunidad será conocido en toda América Latina”, dijo.

“Pregúntame, pregúntame”, arengó Fox a uno de los reporteros que asistieron a la quinta edición de la carrera que, a diferencia de años anteriores, esta vez convocó a menos personas.

Fox se sentó en el estrado luego de dar la señal de salida a los corredores. Ahí, agradeció la generosidad de sus amigos empresarios, los que aportaron recursos para levantar el “Centro de estudios, biblioteca y museo” que llevará el nombre del exmandatario, y que contará con réplicas de la oficina presidencial, así como del salón de juntas de Los Pinos y de la megabiblioteca “José Vasconcelos”.

El “Centro Fox” patrocinó ahora la carrera. Competidores e invitados lucieron camisetas, gorras y pendones de la instalación que no se cansa de presumir el expresidente de México.

“Lo importante es que estamos trabajando muy unidos, la comunidad y el `Centro Fox`, (que) avanza a toda velocidad; está muy adelantado. Seguramente terminamos hacia fines de este año la construcción, y programaremos la inauguración en el primer trimestre del año próximo, para iniciar los cursos académicos, las maestrías, los diplomados, seminarios”, mencionó Fox.

Dijo que, junto con la presencia del instituto RANDI de Estados Unidos y el respaldo de universidades mexicanas y de otros países, como Canadá, Chile y Argentina, con los que ya se está en tratos, “San Cristóbal se va a volver un centro de mucho talento, de mucha gente académica (sic), de mucha investigación, mucho desarrollo de ideas”.

Los directivos del instituto RANDI estuvieron hace días en San Cristóbal para firmar un convenio con los Fox. Fue cuando Marta Sahagún exhibió su anillo “de vidriantes” que le obsequió su marido, y anunció que habrá boda religiosa, aun cuando no concluye el proceso de la anulación del matrimonio de Fox con Lilián de la Concha.

Las dos versiones

Debido a que está “muy ocupado” en la supervisión de la construcción del Centro, así como en sus conferencias fuera del país y su participación en la fundación Vamos México, Fox dijo no tener nostalgia por Los Pinos.

Sin embargo, ya rompió la promesa que hizo antes de entregar el cargo a Felipe Calderón, de no dar más conferencias de prensa.

Hasta ahora, Fox sólo había hablado con la prensa al recibir invitados especiales para recorrer las obras del Centro de estudios que construye en las caballerizas de la exhacienda que perteneció a su familia.

Según el expresidente, todos los fondos obtenidos en las conferencias y lo que se obtiene de los donativos de sus amigos empresarios, van destinados a terminar el “Centro Fox” y a la fundación Vamos México, “para hacer muchas cosas, particularmente para quienes menos tienen, para los más pobres de este país; es nuestra misión, para lo que trabajamos Marta y su servidor”.

A propósito de los libros que escribió, Fox dijo que los recursos que se obtengan de la venta “será también para donarlos a la causa de Vamos México y del `Centro Fox`.Así que tenemos que estar muy activos para que no falten los fondos y los recursos”.

Sobre el contenido, explicó que se trata de dos versiones diferentes: de su paso por Los Pinos: la campaña, su biografía y temas como la migración y el multilateralismo. La primera versión saldrá en inglés, a cargo de una editorial de Estados Unidos, que posteriormente lo traducirá a otros idiomas, incluido el español.

De acuerdo con Fox, éste libro será otra versión de los asuntos de su gobierno, incluidas las crisis medulares de su sexenio, como la que enfrentó cuando pretendió impedir la participación de Andrés Manuel López Obrador como candidato a la Presidencia de la República, el año pasado, con el proceso de desafuero.

Estos libros serán “sinónimo de transparencia, como será el `Centro Fox`; un prototipo de transparencia. Todos (los temas) se van a tratar ahí. Hay que guardar un poquito de sorpresa para que se vendan bien, porque el dinero producto de la venta de esos libros, al igual que (el de) las conferencias, irá a través del `Centro Fox` y Vamos México a los más pobres del país; niños con cáncer, niños en pobreza extrema, mujeres violentadas; las mejores causas que privan en México”.

--¿Hablará del conflicto con López Obrador, del desafuero?

--Todo, absolutamente todo está con transparencia total, apegado a los hechos, a la objetividad, a la verdad. Habrá quienes acepten esas verdades; habrá quiénes las rechacen. El lector tiene la última palabra. Para eso son los libros, para informar…”.

--¿También vendrá algo sobre esto que se hablaba de Zhen Li Ye Gon?

--Nada. Ya te dije. Yo hablo de mis temas, de los temas de aquí del centro, nada más…