viernes, 16 de diciembre de 2011

El laberinto de la foxedad


Lo hizo otra vez. El ex presichente salió en defensa de “Peña” (como él lo llama) al decir que un aspirante presidencial no necesita ser alguien muy leído sino “traer ideas”, al grado de llamar “soberbio” al lord Charly Fuentes; sin embargo, míster Fox tiene parte de razón

1. Carlos Fuentes será soberbio, pero es el efecto de ser candidateado tantas veces al Nobel de Literatura. ¿Fox qué? ¿Qué se cree?

2. Al esposo de doña Martita ya le tocó la tarea de conducir un país leyendo puro tomo de autoayuda. Punto a su favor.

3. Fuentes nunca atina al ganador de las presidenciales, así es que llamar a Peña Nieto “ignorante” no es tan grave como el priismo cree.

4. Sobre Vicente Fox se han escrito más libros (incluido El gato con botas) de los que él mismo ha leído.

5. Fuentes ignora que Peña no quiere ser interlocutor de Obama, Merkel y Sarkozy, pues apenas puede con Manlio, Elba y Carlos.

6. Es inaudito que Fox defienda a un priista si en casa tiene a Neto el Cordero, quien también sacó el cobre en temas literarios.

7. Lo que más dolió al autor de La silla del águila fue que lo confundieran con Krauze y no que Enrique Peña no haya leído su obra.

8. En el PRI tiene razón: hay una campaña para bajar a Peña Nieto. La encabeza un tipo ruin y sin escrúpulos llamado Peña Nieto.

Juan Alberto Vázquez
QRR
Milenio



Si ya se pudo


Vicente Fox el modelo a seguir de Peña Nieto



Si alguien faltaba para ponerle sabor a todo el espectáculo provocado por las pifias de Enrique Peña Nieto, ese era el ex presidente Vicente Fox. Nadie mejor que él para hablar sobre las arenas movedizas del ridículo involuntario, en donde más te mueves, más te hundes.

En una visita al estado de Durango, el ex mandatario entró al quite y defendió al precandidato priista,  aún con más ahínco que los mismos tricolores. Cuando se le preguntó sobre las críticas de Carlos Fuentes hacia Peña Nieto, su respuesta nos hizo añorar todos esos momentos de entretenimiento que nadie ha podido igualar.

"Es un soberbio Carlos Fuentes, ¿bueno él qué?, ¿qué se cree?, ¿muy leído o qué?, ¿o quiere que leamos sus libros?"… "…ése es un debate falso, inútil de quién lee y quién no lee, quién se equivoca o no se equivoca".

El martes pasado, el escritor señaló en una entrevista con la BBC que “Enrique Peña Nieto tiene derecho a no leerlo, a lo que no tiene derecho es a ser presidente de México a partir de la ignorancia, eso es grave”, derivado de la confusión del aspirante presidencial en la FIL de Guadalajara, donde atribuyó uno de sus títulos a Enrique Krauze. Tras esto, era lógico que algún miembro del PRI saliera en su defensa, como el senador Jesús Murillo Karam, que calificó a Fuentes como “arrogante”.

No obstante, a quien deben haberle pegado duro esas declaraciones fueron a Vicente Fox. Era lógico que nadie se sintiera tan identificado como él. Y como todos sabemos, cuando Fox empieza a hablar, ya no hay quien le ponga un freno: "Yo quisiera ver a todos los criticones, a todos los que lanzaron la primera piedra a ver si realmente han leído, a ver si realmente pasaron la secundaria o es realmente nada más intereses electorales en busca de tratar de detener un candidato".

Por lo mismo, sugirió no dejarse ir con "la finta",  ya que lo importante es conocer las ideas que trae Peña Nieto, las de Josefina Vázquez Mota, "hay que ver qué ideas trae López Obrador que ya habla de ideas renovadas, eso es lo que Carlos Fuentes debería de estar atendiendo, no estar criticando quién lee o no lee, a lo mejor ya no se están vendiendo sus libros y ahora quiere que los compremos".

Ya para rematar, soltó una de esas frases que deberán grabarse en letras de oro, asegurando que al final la pifia de Peña Nieto no impactará en las elecciones del próximo año, pues los mexicanos somos más listos, toda vez que la sabiduría no está sólo en los libros, "la sabiduría está en muchas cosas de la vida".

"Además una equivocación cualquiera la tenemos, a mí me cargaron hasta hartarse el Jorge, que ni sé cómo se llama ese cuate ahora, ¿cómo se llama? ni sé qué libros escribió tampoco".

No cabe duda, a Peña Nieto aún le falta un largo recorrido para alcanzar el estándar que Vicente Fox dejó. Aunque los récords fueron hechos para romperse. No te preocupes Enrique, tenemos fe en ti, al paso que vas, podrás superarlo.

------
@geniomutante


Ya nomas le falta dejarse el bigote y usar botas 
de charol como yo...