martes, 10 de julio de 2007

Mineros culpan a Fox de situación del gremio

El Siglo de Torreón

En el Día del Minero los grupos del sindicato minero en México lanzaron acusaciones por la situación que se vive al interior de la organización.

Napoleón Gómez Urrutia acusó al ex presidente Vicente Fox y a su esposa Marta Sahagún de haber conspirado en su contra y lanzar una “persecución política inmoral, enfermiza, deshonesta, basada en el abuso de poder”.

En tanto, alrededor de 15 mil trabajadores mineros de once entidades del país anunciaron su separación del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), por considerar que la gestión de Gómez Urrutia no representa sus intereses, por lo que iniciaron las gestiones para integrar una nueva organización sindical.

Durante el anuncio -en conferencia de prensa- Francisco Hernández Gámez, líder del grupo opositor del sindicato minero, acusó a los colaboradores de Gómez Urrutia de alertar sin sustento la posibilidad de que se presenten accidentes en las minas. Sin embargo “lo que nosotros vemos es que esas denuncias podrían ser el presagio de sabotajes bien planeados”.

Trabajadores afines a Napoleón Gómez Urrutia difundieron el mensaje que por video les envió su dirigente en el festejo del 73 aniversario del Día del Minero.

En él Napoleón acusa que junto el ex presidente los empresarios de Grupo México, Germán Larrea Mota Velasco y de Grupo Villacero de los hermanos Julio, Pablo y Sergio Villarreal Guajardo conspiraron y “atacaron de la manera más vil y cobarde a nuestro Sindicato, violando la autonomía sindical, violando nuestros derechos, nuestros Contratos Colectivos, la Ley Federal de Trabajo y Convenios internacionales”.

Por su parte, Francisco Hernández Gámez informó que la desobediencia por parte de los mineros de Cananea a los “llamados paros locos a los que reiteradamente convocaba Gómez Urrutia para extorsionar y chantajear a las empresas mineras” provocó que cada uno de ellos “recibiera 420 mil pesos en utilidades, cifra histórica en toda la industria”.


Exdiputada perredista amplía denuncia penal contra Fox y Cosme Mares

Francisco Castellanos/Proceso

La exdiputada federal Ana Lilia Guillén Quiroz amplió hoy la denuncia de hechos que presentó en contra de Vicente Fox, el constructor Cosme Mares --presunto prestanombres del exmandatario--; el exsecretario de la Reforma Agraria, Florencio Salazar; el exprocurador agrario Isaías Rivera, y el cuñado del expresidente, Rubén Hernández Hass, por la compra-venta de la bahía El Tamarindillo.

Ante el agente del Ministerio Público Federal, Ramiro Ramírez, la exlegisladora perredista amplió la denuncia que presentó el 31 de agosto del 2006, en su último día como diputada federal. El expediente fue turnado a la jurisdicción de Lázaro Cárdenas, bajo la averiguación previa PGR/MICH/LC/35/07.

Durante una hora y 35 minutos Guillén Quiroz amplió sus declaraciones sobre las presuntas irregularidades cometidas en la compra-venta de la bahía El Tamarindillo, por Cosme Mares Hernández, supuesto prestanombres del expresidente Vicente Fox Quesada y de su esposa Marta Sahagún; su cuñado Rubén Hernández Hass y otros funcionarios de alto nivel.
La exdiputada perredista explicó que amplió su denuncia en contra del entonces secretario de la Reforma Agraria, Florencio Salazar Adame, y el procurador agrario Isaías Rivera Rodríguez, quienes defendieron abiertamente a Cosme Mares Hernández.

Guillén Quiroz aclaró que presentó una denuncia de hechos para que sea el Ministerio Público Federal el que califique el delito que se cometió con la compra-venta de la bahía El Tamarindillo, una vez que valore los documentos, “plagados de irregularidades”, que presentó para demostrar la supuesta ilegalidad de la compra.

El pasado 31 de agosto de 2006, el último día como diputada federal, Ana Lilia Guillén Quiroz presentó la denuncia ante la PGR por la presunta compra-venta irregular de la bahía El Tamarindillo por parte del entonces presidente Vicente Fox y de su esposa Marta Sahagún, a través del empresario Cosme Mares.

Consideró que la denuncia “va caminando bien” y aseguro que el Ministerio Público Federal está “en la mejor disposición” de seguir el caso hasta sus últimas consecuencias.

“El caso va caminando. Puse la demanda en vista de la omisión de la Cámara de Diputados de resolver este asunto, en el cual están todos los elementos dados para que el Ministerio Público hubiera resulto de manera más rápida y ya no habría nada más que hacer: sólo juzgar”, afirmó.

La exdiputada señaló que en la operación de compra venta “hubo una actitud que puede de calificarse como delincuencial de alto nivel”, en la que intervinieron importantes funcionarios federales para que Cosme Mares se apoderara de 265 hectáreas de terrenos frente a la bahía El Tamarindillo.

Por otro lado, el fiscal citó a declarar este martes al expresidente del comisariado ejidal, Agapito o Andrés Cárdenas Guerrero, artífice principal de esta venta ilegal en perjuicio de los ejidatarios de El Ticuiz.

Tómalaaa....

Canal 5 al servicio de la comunidad


Solicitamos su colaboracion para localizar al sr. Cosme Mares, empresario de Guanajuato
que desapareció desde el 30 de noviembre de 2006. La última vez se le vio cerca del Rancho San Cristobal. Padece de sus facultades mentales pues no recuerda si él firmó algunos documentos sobre una compra-venta de una playa cerca de la Bahía de El Tamarindillo. Cualquier información comunicarse a este blog o a las oficinas de canal 5.


Busca la PGR a Cosme Mares, presunto prestanombres de Fox


Francisco Castellanos / Proceso


La Procuraduría General de la República inició hoy la búsqueda de Cosme Mares, empresario guanajuatense y presunto prestanombres de Vicente Fox, a fin de que declare en torno a la ilegal compra-venta del Tamarindillo, reveló la exdiputada federal Ana Lilia Guillén, excoordinadora de la comisión investigadora del caso.

El agente del Ministerio Público federal comisionado en esta ciudad, Ramiro Ramírez, comenzó a rastrear el paradero del constructor, para que responda a las acusaciones que formuló en su contra la propia exdiputada perredista.

Sin embargo, Guillén comentó que hasta ahora no se ha podido llamar a comparecer a Cosme Mares y a su cuñado Rubén Hernández Haas toda vez que se desconoce su domicilio actual, pues el que aparece en su credencial de elector lo dejó hace meses.

Ana Lilia Guillen declaró a Apro que la semana entrante presentará un escrito para que, a través de un edicto a publicar en los periódicos de la Ciudad de México, se cite a Cosme y a Haas, a fin de que se presenten en Lázaro Cárdenas y declaren ante la PGR sobre la compraventa del predio.

“Además quiero estar presente en sus declaraciones, en compañía de mi abogado, para que aclare lo que Mares Hernández ha propagado: que me dieron 2 millones de pesos para llevar el caso. Tiene que comprobarlo, si no le voy a presentar otra denuncia por difamación”, advirtió la exlegisladora.

Agregó que también solicitará al MP se presenten a declarar Fox Quezada, su esposa Marta Sahagún, Agapito o Andrés Cárdenas Guerrero, excomisariado ejidal del Ticuiz, así como el tesorero y presidente de vigilancia de ese ejido, David Neri.

Así mismo, pedirá comparezcan Florencio Salazar Adame, exsecretario de la SRA; el procurador agrario Isaías Rivera, y el notario público de Coahuayana que avaló asambleas a las que supuestamente acudieron ejidatarios con más de 35 años de fallecidos. En fin, todos los implicados en este fraude, refirió.

“Llevaré el caso hasta las últimas consecuencias, pues hubo disimulo en la Cámara de Diputados, en la Secretaría de la Reforma Agraria, Procuraduría Agraria y otras dependencias federales y estatales, donde hubo negativa a entregar todos los documentos que ahí existían”.

Se trataba de pruebas fehacientes, insistió, “para que la Cámara determinara qué era lo que se debía hacer: si tendría que intervenir la PGR o la Secretaría de la Función Pública, por la actuación de los funcionarios”.

En la misma situación se encontraría “la Secretaría de Hacienda, que nunca explicó por qué se llevó a cabo una compraventa de más de 25 millones de pesos y no se pagó un centavo de impuestos”.

Dice que ella cumplió la parte que le correspondió como expresidenta de la comisión investigadora del caso y como ciudadana.

“Obviamente que nosotros hubiéramos querido la respuesta de la comisión y de la Cámara, por eso presenté la denuncia, como una ‘llamita de esperanza’”.