miércoles, 27 de octubre de 2010

El petróleo ha sido para México un regalo del diablo: Fox

El ex presidente Vicente Fox pidió ayer la salida del Ejército de las calles en México para evitar la degradación de los derechos humanos, y propuso poner en marcha otro tipo de estrategia de lucha contra la criminalidad y el tráfico de drogas.

"No se puede ganar la batalla contra el crimen pasando por encima de los derechos humanos, restringiendo las libertades en las calles o vulnerando el sistema judicial", señaló Fox en la conferencia "The Festival of Media" de Latinoamérica que se celebra en Miami.

Durante su intervención en la conferencia sobre el futuro de los medios de comunicación en Latinoamérica, Fox señaló que las reformas fiscal y energética son las dos grandes necesidades más urgentes a que se enfrenta la economía mexicana.

"El petróleo ha sido para México un regalo del diablo, porque impide que hagamos una serie de reformas económicas que son imprescindibles. Con esas dos reformas el crecimiento económico se dispararía", afirmó.

Fox expresó en la conferencia su optimismo sobre la marcha general de los países latinoamericanos al convertirse en una de las regiones con un crecimiento más sostenido.

"Desgraciadamente —prosiguió— no todos los países van en la misma dirección, ya que Venezuela, Bolivia, Ecuador o Nicaragua van retrocediendo porque tienen unos líderes mesiánicos que no han aprendido de la historia".

Fox solicitó también que se despenalice el consumo, la producción y distribución de drogas para cambiar el paradigma actual que acabe con el proceso de violencia y criminalidad.

"Desgraciadamente, México está en el medio del país de mayor consumo de droga y de los países mayores productores como Colombia, Venezuela y Bolivia", dijo Fox en conferencia de prensa.

"Mientras siga esta guerra y este nivel de criminalidad, seguiremos perdiendo inversiones y reduciéndose el turismo", señaló.

Ahora sí se les apareció el diablo...